por Alejandro Mosquera

El gobierno cerró el acuerdo con el FMI. El pais vuelve a un infierno conocido. Las condicionalidades que impuso el organismo y que se empezaron a cumplimentar por el ejecutivo antes de firmar anuncian una catastrofe social: recesión planificada para tratar de disminuir la acelaración inflacionaria, reducción del salario real combinando paritarias a la baja mas inflación, ajuste en educación, salud y previsión social y sobre todo en los recursos destinados a las provincias, achicamiento del Estado en funciones, programas y despidos abiertos o por retiros voluntarios forzados.

Vale la pena leer la nota de Horacio Rovelli en este mismo número de La barraca, donde explica tanto el acuerdo como la imposibilidad de cumplirlo y como se hace para amarrar al pais al carro del capital financiero internacional.

¿Tiene viabilidad social y politica el acuerdo con el FMI? Esta es la pregunta que recorre toda la esfera de la politica, incluyo en ella a las grandes corporaciones, a los bancos hasta las organizaciones sociales y los ciudadanos activos, pasando por los partidos politicos y las consultoras electorales.

El contexto de la firma es de un crecimiento de la oposición al gobierno, tambien de fortalecimiento de la resistencia activa aunque no en la misma proporción, de rechazo a los tarifazos y al propio acuerdo por la mayoria holgada de los argentinos. La conflictividad crece en el pais a pesar del ocultamiento de los grandes medios.

El gobierno intentará tener socios para el mega-ajuste que llevará a cabo. Los gobiernadores varios muy solicitos en acompañar a Macri en los momentos de popularidad dudan entre las necesidades propias y tratar de que no se conviertan en ingobernables sus provincias. ¿Quién pondrá la cara por el gobierno y el ajuste?  Lo harán Rodriguez Larreta y Vidal o aplicaran el ajuste tratando de pasar desapercibidos ante la mirada popular y harán gestos hacia el Papa para presentarse como la variante social-humana del proyecto de Cambiemos?

El impacto social de los tarifazos, la inflación, la devaluación, la recesion en marcha, la reduccion del salario, son enormes. Sin embargo el neoliberalismo tambien desarrolla una batalla cultural cuyo principal capitulo es naturalizar las politicas de ajuste como las unicas posibles, y con la acusación de que los opositores no presentan alternativas. Por supuesto que cuando las exponen las descalifican como populistas y siguen su cantinela. El segundo capitulo es para que los pesares que generan sus decisiones  se transformen en alguna de las variantes de la antipolitica.  La desigualdad, el horror social no generan de por si una ciudadania plena y protagónica como condición de sentirse parte de una voluntad popular común, la conciencia de la posibilidad de igualdad, de otro pais mas justo con todos incluidos , de una nueva democracia es la que puede generar la expectativa y acción por derrotar los planes de ajuste y el modelo de pais de Macri y sus ceos.

Subestimar nuevamente al adversario, solo puede traer debilidades al campo del pueblo. Tambien verlos como todopoderosos, porque alli la unica politica realista es la de sobrevivencia que tantas corrientes llevan adelante.

 

CGT. Una vez más

La pausa que puso la conducción de la CGT al paro que reclaman sus bases, sus regionales, las marchas y conflictos, una parte importante de la opinión publica, es un hecho vergonzoso. Es un triunfo de los colaboracionistas.

Es una operación del gobierno que ante el crecimiento de la protesta obrera y la posibilidad de que en agosto triunfen los sectores combativos en el Congreso cegetista, por un lado gana tiempo para ver si puede cambiar el humor social, y por otro lado apuesta a que se divida la central obrera. El problema que tiene es que el polo sindical combativo esta creciendo, y la tendencia es a la unidad con los movimientos sociales, y a un  crecimiento en la opinión pública de la necesidad de otro tipo de central obrera.

¿es posible todavía el paro nacional de todas las centrales? En la opinión de ester columnista si. Hay poco lugar para que los que quieren seguir siendo conducción de la CGT lo puedan eludir, sobre todo porque esta en marcha una Huelga para el 14 de junio (esta es la fecha mientras escribo)  por parte de las CTAs, del grupo de gremios que lidera Camioneros, y la Corriente Federal de trabajadores.

Estamos viviendo un momento de  pulseada sobre el papel del movimiento obrero organizado durante un gobierno de derecha neoliberal. Es un acontecimiento que trasciende tal o cual medida de fuerza, pero por supuesto que las incluye.

 

El poder represivo y la gobernabilidad

La Ministra de Seguridad Patricia Bullrich bajo el influjo de la doctrina de las nuevas amenazas (narcotrafico, terrorismo etc) impulsa la participación de las FFAA en la seguridad interna. La ilegal propuesta (porque viola las leyes de defensa nacional y de seguridad nacional) vulnera uno de los umbrales comunes que construyo el consenso democrático en el pais despues de la dictadura genocida del 76-83.  Sus implicancias represivas en el marco de la alianza del gobierno con un sector de la justicia convierten la propuesta en sumamente peligrosa. Parece un paso hacia concepciones conocidas como guerra a las drogas, que produjeron enormes daños sociales, politicos en vidas humanas e incluso estimularon a que las FFAA fueran infectadas y colonizadas por el narcotrafico. Un solo ejemplo vale como muestra: La guerra por las drogas en México ha cobrado más de 80.000 vidas entre 2006 y 2015.Y el cartel de los Zetas se originó en oficiales militares entrenados en ese pais y en el extranjero como fuerzas calificadas de represión al narco y a los rebeldes zapatistas.

La irresponsabilidad de Bullrich partiendo del daño que van a producir estas politicas, en una mujer con poco peso político para liderar transformaciones importantes solo es explicable si expresan su alianza o puesta a disposición de la DEA (agencia estadounidense sobre drogas). Y la aceptación del presidente de ceder parte de nuestra soberania a las politicas de esa agencia.

Desde el gobierno utilizan la propagandización de estas demenciales politicas para operar sobre la gobernabilidad. Son parte de sus politicas del miedo y extorsión sobre el movimiento popular, especialmente sobre las organizaciónes barriales. A la represión y la amenaza de Bullrich que no van a permitir bloqueos, le suman estas acciones de que las FFAA armadas empiezan a cumplir funciones de “apoyo logistico” a las policias. El mensaje es “estamos dispuestos a todo”. Vale recordar que Bullrich era Ministra del gobierno de Fernando De la Rua al momento de decretar el estado de sitio y que costo decenas de muertos, miles de heridos y reprimidos en las plazas y calles del pais.

El peso de la memoria colectiva sobre el papel de las FFAA en la represión interna es tan grande que aún solo la amenaza es una de las formas de control social por el miedo, no solo afectan a nuestro pueblo, sino que destruyen a las propias FFAA. Es un camino de desarme del rol en la defensa nacional.

 

La politica en ebullición

Por mas que compra encuesta tras encuesta el gobierno todavia no pudo encontrar quien dijera que comenzó una recuperación ante al opinión pública. Vidal sabe que si sigue creciendo el rechazo a Macri y al gobierno nacional tambien la arrastra a ella. No hay autonomia de la gobernadora para ser el plan B si Macri derrapa en el 2019.

La oposición esta dando señales de vitalidad y de busqueda de acuerdos para lograr un frente nacional. Empiezan a brotar los candidatos a presidentes, y los espacios politicos tratan de visibilizarse. Y en general estan esperando el final del mundial para comenzar la primera etapa de instalación mas plena.

Todos miran hacia CFK, saben que es quien ocupa el lugar mas claro de oposición y la lider como mas predicamento social. Macri sueña con recrear el partido antik para tener viabilidad su proyecto reeleccionista. Muchos candidatos opositores se presentan como la solución para romper el techo que dicen las encuestas que tendria la ex presidenta. Nadie puede decir si seria posible pasarle el grado de adhesión de la senadora a otro candidato. Con lo cual están abiertas interminables especulaciones sobre el tema.

Hay una verdad de perogrullo pero a veces olvidada por nuestros politicos: si queres cosechar el voto opositor tenes que ser opositor. Algunos cambios de estas semanas se explican allí. Y tambien se explica allí el eclipse de algunos que prefieren seguir siendo colaboracionistas.

Todos (¿?) en la oposición somos concientes de los destrozos que dejará Macri y que van a ser dificiles de solucionar. Otra vez tendremos que salir del infierno. Nuevamente necesitaremos una dirigencia que no deje sus ideales en la puerta de entrada de la Rosada. Nuevamente necesitaremos una Confluencia muy amplia para desarrollar la fuerza para solucionar los problemas de la gente cuando logremos que vuelvan a estar en el centro de los objetivos de la politica. Nuevamente necesitaremos recuperar la soberania politica para guiar nuestra economia y desembarazarnos de los funcionarios del Fondo co-gobernando en cada área con la excusa del monitoreo.

Tomando las palabras de Antonio Gramsci desde el periódico L’Ordine Nuovo el 1 de mayo de 1919:

“Instrúyanse, porque necesitaremos de toda nuestra inteligencia; Conmuévanse, porque necesitaremos todo nuestro entusiasmo; Organícense, porque necesitaremos de toda nuestra fuerza”.

 

Solo el pueblo salvará al pueblo.