[email protected] integrantes del Manifiesto Argentino Neuquino, organización política, hacemos público el apoyo a la candidatura del Frente Neuquino / Unidad Ciudadana, representado por Ramón Rioseco y Darío Martínez, porque entendemos que es la fórmula capaz de dar solución a los principales problemas que aquejan a los [email protected] como, entre otros, Salud, Educación y Previsión Social, asuntos que deben ser de responsabilidad del Estado, irrenunciables, indelegables e innegociables, considerados e incluidos dentro de nuestro ideario.

Tanto Ramón y Darío están capacitados para recuperar las políticas públicas de un gobierno provincial hoy alejado de sus banderas históricas, consecuente y alineados (basta con recordar las exposiciones y argumentos de diputados y senadores que convalidaron con su voto las leyes oficialistas del gobierno de cambiemos) con las políticas neoliberales que están llevando al país a una profunda crisis y recesión, con miles de desempleos, tarifazos, destrucción del poder adquisitivo, aumento de la pobreza e indigencia, endeudamiento, sin crecimiento económico, sin soberanía nacional, sometido a los dictados del FMI, con niveles de exclusión, lo cual permanecer en silencio lo convierte en cómplice.

Esta amplia unidad tiene la responsabilidad de convocar a ciudadanos Peronistas, Radicales Irigoyenistas, Socialistas, Kirchneristas, Progresistas, Independientes, Empresarios, Trabajadores, Desocupados, Profesionales, Estudiantes e incluso aquellos hoy decepcionados del partido provincial, para dar respuesta a los reclamos de la sociedad plena, en igualar las oportunidades al conjunto de la población, con propuestas orientadas al bien común y en función de políticas en el corto, mediano y largo plazo: con más y mejores fuentes de trabajo, más redes de agua potable, más cloacas, más viviendas, más escuelas, más apoyos al deporte, a la cultura, a la salud, a la universidad estatal, al desarrollo científico y tecnológico, a los derechos humanos, a la igualdad de género, a la participación social, a la energía, a los recursos naturales, al turismo, etc., debiendo ser nuestro norte para reivindicar en parte la dignidad de las argentinas y argentinos profundamente damnificados por el peor gobierno nacional de la historia.

Hemos sostenido que la búsqueda de esta Confluencia era y es una obligación cívica para devolverle la esperanza al pueblo, y que se debía trabajar en la construcción de una propuesta política superadora. Ahora está en marcha. Llevar adelante esta patriótica tarea y convertirla en realidad exitosa dependerá del voto [email protected] que pensamos que otro Neuquén es posible. Sostenerla y defenderla será nuestro desafío.

e-mail: [email protected]