Junto a [email protected] [email protected] [email protected] que nos sentimos y somos parte del campo nacional y popular, e independientemente de cualesquiera sean nuestros alineamientos o encuadres partidarios, repudiamos la grotesca intromisión del gobierno nacional y el bien llamado “partido judicial” que tiene a su servicio, en la vida institucional del Partido Justicialista.

El Manifiesto Argentino expresa su indignación ante este nuevo atropello institucional, por parte de supuestos “republicanos” que decían venir a “salvar a la República” y en cambio lo que están haciendo desde hace más de dos años es destruirla.
Con el avasallamiento de los Derechos Humanos y de casi todos los Derechos Civiles; con la destrucción siste

mática y planificada de la Educación, la Salud, la Previsión Social, el empleo y la base productiva que recuperamos entre 2003 y 2015, el gobierno trata de impedir la creciente reorganización de la ciudadanía, cuya inmensa mayoría manifiesta día a día, y cada día más, su repudio al funcionariado antinacional, neocolonizado y corrupto que ejerce el poder. Es por eso que crece su espíritu opositor y su decisión de recuperar el gobierno en 2019, por vía electoral como corresponde.


En ese contexto, esta grotesca “intervención” a uno de los partidos históricos de mayor arraigo popular y claro sentido nacional, es un ataque a la Democracia toda. Y ataque que no merece otra cosa que el más fuerte rechazo y repudio, que es lo que producen y merecen este tipo de acciones del gobierno macrista y la derecha radical.


El Manifiesto Argentino entiende y señala además que la designación del Sr. Luis Barrionuevo como “interventor” es una provocación. Es inadmisible y grosero designar encima a quien en su momento desafió decisiones judiciales y la democracia misma cuando ordenó quemar urnas en Catamarca; quien hace años sostuvo con toda seriedad que “había que dejar de robar 2 años” justificando de esa manera la corrupción, y quien desde hace años es un aliado todo-servicio del presidente Macri.


El Manifiesto Argentino exige que inmediata e incondicionalmente se deje sin efecto esta “intervención”, que constituye un acto de violencia política reñido con la Democracia, el Estado de Derecho y la vida política nacional.
                                                                                                                                                                       El Manifiesto Argentino
En toda la República, 10 de Abril de 2018.