El sábado 19 de septiembre se realizo el Cabildo por la soberanía Educativa de la provincia de Buenos Aires.  Es parte de un movimiento que se esta extendiendo a todo el país. Se han realizado o se están realizando estos Cabildos en distintas regiones: NEA, NOA, Cuyo, Caba, Patagonia. Y la confluencia se dará en un Cabildo federal.

En este primer capitulo de los Cabildos el centro del debate es por una nueva ley de educación superior (LES).  Organizado por decenas de organizaciones, sindicatos, universidades, centros de estudiantes, Institutos de estudios, centros y fundaciones la participación desbordo no solo por el número sino por las convicciones, propuestas, talentos colectivos.

En los debates directos participaron mas de 600 personas y superaron los mil quienes lo siguieron por la transmisión en vivo.  Todo muestra la vitalidad de la propuesta y la necesidad del objetivo.

La apertura del evento estuvo  moderada por Ariel Báez y  a cargo de Alejandro Mosquera director del IEFI,  Carlos De Feo Secretario General de CONADU, Sandra Ramal en representación del SUTEBA, Alejandro Villar rector de la Universidad Nacional de Quilmes, Sofia Melman presidenta del centro de estudiantes de Humanidades de la UNSAM en representación del movimiento estudiantil universitario, Sandra González directora del Instituto de Educación Superior 29, y  Nadia Rodríguez presidenta de Estudiantes Terciarios Organizades (ETO) . Intervinieron también en la apertura Rodolfo Tecchi rector de la Universidad Nacional de Jujuy y presidente del bloque de rectores peronistas, Mariano Cascallares intendente de Almirante Brown, y Alejandra Birgin, Directora Provincial de Educación Superior en representación del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires.

¿Por qué una nueva ley de educación superior?

La Ley de Educación Superior en vigencia data de 1995, durante el menemismo, e introduce los principios que dieron lugar a su mercantilización. Es una ley a tono con el neoliberalismo, con transformar la educación en un servicio perdiendo su carácter de derecho universal.  Hubo intentos de modificación y sobre todo inmensas resistencias, movilizaciones de docentes, de universitarios, de estudiantes y profesores de los institutos de formación superior. Sin embargo, los tres ciclos neoliberales con distintas formas agredieron a la educación pública, e impusieron de arriba hacia abajo las tesis del Banco Mundial y el BID que tuvieron mucho eco en América latina.

Es muy destacable la sanción de la Ley Nº 27.204/2015, por iniciativa de la por entonces legisladora nacional Adriana Puiggrós, porque introduce modificaciones importantes a esa ley, en especial, en lo que concierne a su gratuidad, concibiendo a los estudios superiores como derecho social. Sin embargo, en marzo de 2016 un juez la consideró inconstitucional porque la interpretó como un avance sobre la autonomía universitaria. El gobierno de Macri no apeló tal fallo y por lo tanto quedó firme.

Transformar una ley como la LES que debe ser un pilar en el desarrollo de la soberanía educativa, científica y tecnológica, y por lo tanto aporte central al desarrollo de un proyecto nacional de país con plena soberanía en un mundo globalizado debe nacer de un debate ciudadano, plural, ampliamente participativo. Al revés que el neoliberalismo y las elites que imponen sus leyes y resoluciones, el planteo de los Cabildos es construir consenso, propuesta y fuerza en las formas mas amplias del debate. Toda la educación y dentro de ella la superior debe ser discutida por la comunidad, tanto la educativa, como por las centrales de trabajadores, los empresarios nacionales, los movimientos sociales, las familias, las personas de a pie.

Un éxito del Cabildo de la provincia de Buenos Aires fue compartir la discusión rectores y directores de institutos de formación superior, con los sindicatos, con los delegados, con el movimiento estudiantil, con los no docentes, con funcionarios, con intendentes, con legisladores.

Sin permiso, se construye el sujeto coral y democrática que gesta las ideas fuerza para la próxima LES. Una ley discutida por todas y todos pondrá el eje en concebirla como un derecho universal y por lo tanto en su gratuidad. Rescatará la autonomía universitaria de la mano de las derechas que la utilizaron para ponerla al servicio de los intereses de las corporaciones.  Una nueva síntesis entre el pensamiento reformista y las concepciones nacional populares resignificará la Autonomía y unirá la reforma del 18 con el proyecto nacional democrático de las mayorías.

El debate llama a pensar nuestros Institutos de Educación Superior (IES) de todo el país como partes fundamentales de la educación superior, reorganizados a partir del INFOD en una red federal que articule de modo virtuoso las nuevas relaciones entre Nación y provincia, entre Universidades e Institutos de Educación Superior, para anclar fuertemente en la diversidad territorial que somos como país los principios de un País Federal, en términos de Justicia Educativa.

Las comisiones de debate estuvieron coordinadas por los organizadores y tuvieron como expositores para comenzar el debate al Profesor Francisco Tete Romero ex ministro de educación del Chaco, , Mg. Ing. Jorge Calzoni rector de la Universidad Nacional de Avellaneda, Cdor. Roberto Tassara rector de la Universidad Nacional del Centro, Octavio Miloni secretario General de ADULP, Adrián Cannellotto rector de la Universidad Pedagógica.

Parte esencial del desafío es revelar y deconstruir el relato naturalizado de la desigualdad respecto a la Educación Superior:  En conflicto con las mejores tradiciones reformistas y nacional populares se ha construido por parte de las elites un discurso hegemónico que justifica la desigualdad en el terreno educativo, en especial con respecto a la educación superior.  Demoler mitos y meritocracias salvajes es parte de una educación soberana solo construible en un país soberano y más igualitario. Pensar y diseñar una educación más igualitaria no solo se construye en las aulas sino en la realidad del conjunto social del país, pero las aulas tienen mucho para ayudar en este desafío de nuestros pueblos.

El Cabildo tanto en la apertura como en las comisiones, está construyendo un rumbo, una propuesta, una forma coherente con las ideas que proclama.

Luego del Cabildo federal se enviarán las conclusiones al ejecutivo y los bloques legislativos y a los actores y actrices de la comunidad educativa.

Esta en marcha.