Por Olga Pérez del Bello

Azul. 15 de Julio de 1974

Querida hermana:

       ¿Cómo están? Hoy es sábado e hice esta torta de naranja para el mate:

100grs. de manteca

1 taza de azúcar

 2 huevos y

3 cucharadas grandes de ralladura de naranja.

La terminás con harina y leche, como cualquier torta común.

(Lo más rico va al final. Después te cuento).

       En un rato tengo que bajar a la reunión del consorcio. No fui nunca, pero hoy, el dueño del departamento pidió que fuera yo.

       Dicen que el encargado se quedó con plata que pusimos para pintar el frente. Me parece raro.  Es un buen tipo, muy sufrido. A la mujer se le despertó una enfermedad “fea” y ni obra social tienen.

       Hay sol y hace fío, pero, aquí arriba, no se siente. Desde la ventana puedo ver el campo hasta el horizonte. Fue una suerte haber alquilado un sexto piso. ¡Es tan lindo Azul! (1).

     Tenés que venir, es una ciudad muy “culta”, aunque desde el copamiento al Cuartel Militar ya no es la misma. Hay mucha policía y soldados patrullando la ciudad. Todos tienen (tenemos) miedo, uno nunca sabe. “Ellos” sí. Deben saber bien quienes fueron y por qué lo hicieron. Dicen que el grupo de asalto que actuó lo hizo en represalia por la matanza de Trelew. Nunca pensé vivir para ver estas cosas.

            Ayer me llamó Blanquita. Está bien, pero soy yo la que está enojada con ella.

Pasó la noche del 2 de julio con unas compañeras de la Pensión (casi todas estudiantes de medicina) en el Hospital de Clínicas dándoles de comer a la gente que venía de las villas al velorio de Perón. (Eran muchísimos. Muy tristes y desprotegidos) a mí ya no me llama la atención, los veo a diario en el Materno Infantil donde trabajo.

      ¿Vos no estarás militando no? Le pregunté. Me dijo que no. Que le vio por primera vez la cara al hambre y que por fin entendió qué era ser peronista. Que era una cuestión de solidaridad, que no podía estar ausente en semejante hecho histórico y que patatín y que patatán. Está bien, (le dije), pero no milites.

      ¡Qué horror hermanita! Vos sabés que no soy peronista, pero cómo los entiendo: con la muerte de Perón a esta gente se les murió la esperanza.

       Le hice prometer a Blanquita que nunca más haría una cosa de esas. Para colmo ahora apareció un Grupo clandestino que asalta y mata y firma AAA. ¡Cómo está la Argentina!

      Ahora dejo por un rato, después sigo. Bajo a la reunión.

Es como te dije. Desapareció un “fangote” de plata y dudan del portero. Él no estaba presente. (Llevó a su señora a hacerle un tratamiento a La Plata). No hay pruebas de nada. Quieren retenerle varios sueldos y después echarlo. A mí no me parece bien sin pruebas.

Quiero terminar de escribir la carta ahora, así te la mando esta noche mismo por La Estrella.

      Ya te conté que Enriquito entró a trabajar en Techint, con recibo y todo. Hebert bien. Lo tienen “cortito” en el campo por el problema que ya sabés. (Sigue tomando, pero yo lo quiero igual).

      Recién vino la vecina del A y opina como yo: aquí hay “gato encerrado” y me contó que el portero es hermano de uno de los muchachos que mataron en Trelew. (Lo deben querer sacar por eso).

      Bueno, dejo por hoy. A la tardecita iremos con Hebert a un Concierto Coral.

      Abrazala fuerte a mamita de mi parte. Como una reina la tenés.

Gracias hermana por todo lo que hacés por ella, y también por Blanquita. Sé de todas las cajas de comestibles que mandás a Buenos Aires para ella. Te quiero mucho.

 

P.D:   Jarabe de Naranja:

-1 vaso de jugo de naranja exprimido.

– 200gr. De azúcar.

-Dejar hervir por 15 minutos. Usarlo caliente.

 Una vez que sacás la torta del horno, la desmoldás en caliente. Le echás el jarabe al molde y volvés a poner la torta adentro. La bañás con el jugo restante. Tiene que quedar bien empapadita.

Besos:                                                                                             

NENÉ

 

  • (1)(Blanquita Montero, la niña que no militaba, pero como otras chicas y chicos se ocupaba de las necesidades de la Villa 31, desapareció el 20 de julio de 1976).