por Marcelo Branda

El objeto del trabajo es analizar, desde una perspectiva de izquierda, la doctrina desarrollista. Generalmente, desde el socialismo o desde los sectores del campo nacional y popular, tendemos a poner el foco demasiado sobre la distribución de la riqueza y no tanto en la generación de la misma, es decir en el desarrollo ecónomico, en incrementar la masa de recursos que han de ser distribuídos. Desde ese punto de vista me parece interesantye observar con un poco de atención a aquella doctrina pergeñada por Rogelio Frigerio y Arturo Frondizi, de la que se habla mucho pero generalmente se sabe poco. Para extraer de ella posibles enseñanzas que puedan ser de aplicación práctica hoy, en la perspectiva de un nuevo gobierno popular y como parte de un plan integral de desarrollo.

Si bien el libro se terminó de escribir antes de la asunción de Macri como presidente, cobra actualidad al integrar el gabinete de ministros un nieto de Rogelio Frigerio, que dice reivindicar a su abuelo y se define a sí mismo como “desarroollista”. En este libro queda claro que el desarrollismo, sin salir de los márgenes del capitalismo, es esencialmente antiliberal, por lo  que mal podría asociarse al gobierno de Cambiemos. También queda patentizada la diferencia entre el simple crecimiento de la economía, sin cambios estructurales y el desarrolloeconómico, concepto mucho más amplio y profundo, y los caminos para obtenerlo.

En fin, se trata de un aporte para el debate, un granito de arena para la construcción entre todos del gran edificio de la definitiva liberación nacional y social de nuestra Argentina..