El Manifiesto Argentino Neuquén frente a la crisis que afronta nuestro pueblo quiere reafirmar su compromiso militante con todos los sectores que aportan a la lucha contra este gobierno neoliberal, evasor, apátrida y corrupto.

Han convertido nuestro País en una timba financiera donde el 47% anual a las LEBACS a nivel nacional se corresponde en nuestra provincia con una inflación galopante, con 600 despidos en el área de comercio, más una cantidad no dimensionada en rubros accesorios a la industria petrolera y una situación crítica en la PIAP (planta de Agua Pesada). La misma provincia que se vende al mundo como la Meca de Vaca Muerta, el mismo lugar donde el Comando Sur de los EEUU quiere pisotear nuestra soberanía con una base.

El regreso del FMI corresponde al saqueo de las cajas jubilatorias y de los fondos del ANSES. Será el hambre y la ofensa final para quienes ya jubilados debieran transitar con seguridad los últimos años de sus vidas. Las palabras, se transforman por una alquimia macabra y el ajuste se denomina: “la reducción del déficit fiscal” como si no supiéramos que los trabajadores deberán soportar una crisis progresiva, que posterga su edad jubilatoria, empeora sus condiciones laborales, precariza su salario y los arroja a la desesperación de ver a su familia a las puertas de la miseria.

Ha terminado la etapa de las grandes elucubraciones acerca de lo que significa el neoliberalismo o el FMI en sus múltiples vertientes y ha comenzado la etapa de coordinar las fuerzas sociales que ambicionen la transformación de nuestra Argentina con un proyecto Nacional y Popular bajo las consignas de Tierra Techo y Trabajo.

Finalmente; ante los vaivenes de los congresistas que han pactado con el demonio, reivindicamos la organización desde las bases.

SOLO EL PUEBLO SALVARÁ AL PUEBLO.
VIVA LA PATRIA