Horacio Rovelli

Antes del “rodrigazo” y desde que se creó el Banco Central de la República Argentina en 1933, los bancos captaban ahorro del público y prestaban a las personas y a las empresas mayoritariamente donde estaban radicados, por lo que cumplían el rol de reasignar recursos de aquellos que tenían capacidad de ahorrar y los que requerían créditos para la vivienda, para el consumo, o para producir.

En 1974, con la existencia de más de 800 entidades financieras distribuidas en todo el país, donde mayoritariamente eran cajas de créditos y sociedades cooperativas, el total del préstamos al sector privado sobre el PIB (Producto Bruto Interno,  que es la cantidad de bienes y servicios finales que produce el país) era del 43,5% y, la Argentina era la Nación más integrada del continente, donde menor diferencia había entre un pobre (y una familia pobre) y un rico (y su familia); la tasa de desocupación abierta era del 4% y la pobreza era del 6%.En el año 2019, quedaron en pie 85 entidades financieras y el crédito privado es solo el 11,15% del PIB (y a la vez se trata, midiéndolo como se lo quiera medir, de un PIB mucho menor) y la pobreza fue del 35,5% de la población alcanzando a 16.100.000 personas, con el agravante que más de la mitad de los niños de la Argentina son pobres.

En el año 2019, mientras el PIB descendía en un 2,2% (unos 8.000 millones de dólares) los 50 –cincuenta- bancos privados autorizados a funcionar por el BCRA obtuvieron una utilidad neta de  $314.044 millones (creció la utilidad neta en un 51% interanual) y la utilidad bruta por encima de su Patrimonio Neto (ROE) fue del 65,36%, pero por supuesto tuvieron mejor desempeño las entidades más grandes, entre ellos los 10 –diez- primeros bancos por volumen de depósitos, todos ellos con utilidades muy superior a la inflación.

Bancos Privados Nacionales

De los bancos que cotizan en el Mercado de Valores de Buenos Aires presentado sus balances contables  ante la la Comisión Nacional de Valores (CNV) y a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires:

1) El Grupo Galicia mostró una ganancia de $42.515 millones, resultado que fue 191% superior al ejercicio anterior.

2) El Banco Macro obtuvo una utilidad en 2019 de $ 40.800 millones, 117% superior alejercicio anual 2018.

3) El Banco Patagonia registró ganancias por $ 18.211millones que representó un incremento de 229,5% con respecto al balance anterior.

4) El Grupo Supervielle mostró una rentabilidad de $ 4.261 millones en el 2019 y fue un 77,23% por encima de la utilidad neta del año 2018.

5) Por otra parte, en Balance auditado por el BCRA, el Banco Credicoop presenta un resultado financiero de $ 36.725,5 millones superior en un 186% al del año 2018.

 

Bancos Privados Extranjeros

Los bancos extranjeros que operan en el país tuvieron un margen de ganancia importante sobre todo porque venían con altas tasas de ganancias en los ejercicios anteriores, como son los casos del

6) Banco Santander Rio que en el año 2019 obtuvo un resultado financiero positivo de $ 62.007 millones, un 87,88% más que en el ejercicio 2018.

7) Banco BBVA Argentina SA operó con un resultado financiero de $ 63.703 millones  y fue superior en un 139,5% que en el ejercicio financiero 2018

8) HSBC Bank Argentina SA: La entidad obtuvo un resultado financiero positivo en el año 2019 de $ 33.067 millones, que fue un 95,5% mayor que el resultado del año 2018 y su ROE (rentabilidad sobre su Patrimonio Neto) fue del 63,4%

9)ICBC (INDUSTRIAL AND COMMERCIAL BANK OF CHINA): Operó en el año 2019 con un margen bruto de $ 32.436 millones y fue superior en un 92,8% al del ejercicio 2018.10) Citibank NA: La utilidad neta del año 2019 fue de $ 28.993 millones y superó en un 91,7% al margen de ganancia neta correspondiente al año 2018

Banca Pública:

Abarca a: Banco de la Nación Argentina; Banco de la Provincia de Buenos Aires; Banco de la Provincia de Córdoba; Banco de la Ciudad de Buenos Aires; Banco Municipal de Rosario; Banco del Chubut; Banco de la Pampa; Banco de Corrientes; Banco provincia del Neuquén; Banco Provincia de Tierra del Fuego; Banco de Inversión y Comercio Exterior; Banco Rioja; y Nuevo Banco del Chaco, el consolidado de los estados contables de todos ellos nos dicen que son los que más depósitos captan (aproximadamente el 60% del total del sistema) por $ 2.058.879 millones y prestan por $ 993.753 millones, que  representó el 40,13% del crédito al sector privado que fue de $ 2.476.189 millones, en obvio apoyo al sector publico nacional, provincial y municipal en el caso del Banco de Rosario.

Los ingresos financieros del  año 2019 del conjunto de las entidades públicas fueron por $ 54.129,8 millones, a lo que se le deber adicionar los ingresos obtenidos por servicios prestados de $ 4.933,8 millones conformando una suma de $ 59.063,7 millones. El total de egresos financiero y operativos fue de $ 54.523,7 millones, por lo que la utilidad neta fue de $ 4.540 millones que significa solo el 1,8% por encima de su Patrimonio Neto (ROE), patrimonio neto que para las 13 entidades públicas fue de $ 255.101,9 millones según los estados contables presentados al BCRA

Esto es, mientras la banca pública que básicamente asiste a la Administración Nacional o, a las administraciones provinciales y a la Municipalidad de Rosario, a la que pertenecen, ganó solamente el 1,8% sobre su Patrimonio,  los  50 – cincuenta- bancos privados en conjunto obtuvieron una ganancias sobre su patrimonio del 65,36%.

El mayor ingreso financiero de los grandes bancos  lo obtuvieron de colocarle plata al BCRA (Principalmente en LEBAC-Letras del BCRA generalmente a 30 días de plazo) en el año 2016 y 2017 y, luego de la fuga de capitales del 25 de abril de 2018, en que ese solo día se fueron de las arcas del BCRA 1.200 millones de dólares,  en LELIQ (Letras de liquidez del BCRA a 7 días de plazo).

SU ROL EN LA FUGA DE CAPITALES

Es imprescindible la participación de los grandes bancos del sistema financiero local en la fuga de capitales de la Argentina. Tallo demuestra en sus declaraciones ante la justicia argentina del ex funcionario del banco JPMorgan, Hernán Arbizu, como en la presentación de la AFIP de las cuentas de residentes argentinos no declaradas en el Banco HSBC de Ginebra, más la información provista por el BCRA sobre las compras de divisas en los años 2008 y 2009, el listado de compradores de divisas en 2011 y los Papelesde Panamá, de Bahamas y de otros llamados “Paraísos Financieros”,y los 2.600 millones de dólares no declarados por 950 argentinos en bancos de la OCDE (organización de 37 países desarrollados) que recibió la AFIP de Mercedes Marcó del Pon.  En todos estos casos, apenas unpuñado de firmas es responsable de buena parte de la compra de divisas yde los capitales fugados. Algunos grupos económicos que operan en el país como Clarín, Ledesma y Techint,entre otros, se repiten constantemente a través de dichas firmas, peroademás por la presencia de sus principales directivos y accionistas.

Puntualmente la denuncia del Sr Hernán Arbizu en su carácter de antiguo responsable de las operaciones comerciales de la BancaMorgan para el Cono Sur, declara el rol de asesoramiento e instrumento para que opere el mecanismo deegreso de divisas de manera ilegal. La Banca Morgan es una de las empresasque se dedican al offshore banking, mecanismos de salida de capitales alexterior que evitan el control y la regulación estatal. Según los informesque presentó Arbizu ante la Justicia, el monto total de las cuentas administradas por el JP Morgan alcanzaba los 5.000 millones de dólares en el año 2008y, se trata de una entidad que en la Argentina está lejos de los principales captadores de clientes, fuera de los diez principales bancos privados por volumen de depósitos.

Según el Balance Cambiario del BCRA la FAE (Formación de Activos Externos de residentes argentinos en el exterior) fue de 88.371 millones de dólares en la gestión del gobierno de Cambiemos y, las compras la realizaron los bancos para sí o en nombre de sus clientes, por eso el conflicto interno se desata cuando el Presidente Alberto Fernández en su discurso del 1 de marzo de 2020 al inaugurar las sesiones ordinarias dijo: el Banco Central está abocado a una pormenorizada investigación del proceso de endeudamiento de los últimos años, en qué se utilizaron los fondos y cuáles fueron sus beneficiarios”.

Sin embargo, el BCRA actual para reducir las Leliq (Letras de liquidez del BCRA) le da a los bancos más de 460 mil millones de pesos con la intención que ese dinero se preste”, según dijo su Presidente, Miguel Pesce,y seguramente que explicando razones burocráticas lo prestan pero en cuenta gotas y eso explica la suba del dólar paralelo[1], del dólar CCL[2] y del dólar MEP[3]

[1] Eufemismo para nominar operaciones en negro, sin ningún tipo de registro.

[2]Dólar CCL («contado con liqui») de una cuenta de depósitos en pesos en un banco se da laorden de comprar un título público o privado (acción)  que cotiza en  mercados en el exterior y, se lo vende en dólares en ese mercado (y los dólares quedan en una cuenta en el exterior) 

[3]La misma operación, son títulos nominados en dólares que se compran en el mercado local en pesosy se venden en dólares y se depositan en una cuenta bancaria en el país y se llama Dólar MEP (Mercado Electrónico de Pagos) o dólar Bolsa