Por: Miguel Núñez Cortés

Se conoció como “La masacre de San Patricio”. Sucedió un 4 de julio de 1976, en Estomba 1942, a la altura de Echeverría al 3900, sede de la tristemente conocida Parroquia de San Patricio. Un grupo de tareas de la última dictadura militar cometió el fusilamiento de los curas y seminaristas de la Comunidad  de los Padres Palotinos. En aquel momento era el barrio de Belgrano R, hoy es Villa Urquiza en la Comuna 12.

En la Comisaría N° 37 el acta del trágico suceso consigna:

En la finca de Estomba 1942, se produjo un grave hecho de sangre… se encuentra una especie de sala de estar… se observa que sobre el piso de la misma y en posición de cúbito ventral se encuentran CINCO CUERPOS de personas de sexo masculino, los que todavía calientes presentan signos evidentes de estar muertos, mediante la acción de armas de fuego, por cuanto se observan grandes charcos de sangre… se procede a identificarlos y en orden correlativo resultan ser el número 1 Salvador Barbeito, el N° 2 Alfredo Kelly (párroco), el N° 3 Alfredo Leaden, el N° 4 Emilio Neira (seminarista) y el N° 5 Pedro Duffau (párroco).

En aquel momento la iglesia estaba rodeada de casas que valían más de 200 millones de dólares; “era una parroquia en un lugar rico que abogaba por los pobres” y ellos tenían una gran influencia entre los jóvenes, era una parroquia complicada. No hay que dejar de señalar que el lugar donde se erige la Parroquia pertenece a un barrio que era de un poder adquisitivo muy importante, que durante esos años fue conocido como el de la «oligarquía vacuna».

Era párroco de San Patricio el sacerdote Alfredo Kelly. Su “sermón de las cucarachas” quizás precipitó la matanza: 

“Hermanos: he sabido que hay gente de esta parroquia que compra muebles provenientes de casas de gente que ha sido arrestada y de la que no se conoce el destino. En todo el país surgen más y más de estos casos. Madres que no saben dónde están sus hijos, hijos que no saben dónde están sus padres, familias forzadas al exilio, señales de muerte por todos lados. (…) Quiero ser bien claro al respecto: las ovejas de este rebaño que medran con la situación por la que están pasando tantas familias argentinas, dejan de ser para mí ovejas para transformarse en cucarachas”.

El entonces Arzobispo Jorge Bergoglio, hoy Papa Francisco, celebró una misa – frente a una parroquia desbordada de fieles –  que homenajearon y recordaron a los mártires palotinos, fue el 4 de julio del 2001 cuando dijo: “Esta parroquia ha sido ungida por el testimonio de quienes juntos vivieron y juntos murieron. Las baldosas de esta parroquia están regadas con la sangre de ellos”.

Por lo que se conoce, días después, algunos feligreses de San Patricio pedían la destitución del párroco Kelly por ¨comunista¨.

Luego de asesinar a los sacerdotes y seminaristas escribieron en una alfombra:

“Estos zurdos murieron por ser adoctrinadores de mentes vírgenes y son M.S.T.M.”

La sigla MSTM corresponde al Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo.

La historia es conocida… la madrugada, las detenciones y asesinatos, la zona liberada por parte de la Comisaría 37 y las bravatas: «Estos zurdos murieron por ser adoctrinadores de mentes vírgenes», todo para justificar una masacre…

La Masacre de San Patricio, los asesinatos de los obispos de La Rioja, Enrique Angelelli y de San Nicolás, Carlos Ponce de León y del padre Carlos Mugica y los sacerdotes conocidos como «mártires de El Chamical», las monjas de la Iglesia Santa Cruz, son solo algunos ejemplos de la persecución del gobierno militar a aquellos religiosos católicos que trabajaban para la gente humilde.

Según el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos al menos dieciocho sacerdotes fueron asesinados o figuran como desaparecidos, otros diez curas estuvieron presos en la dictadura; treinta fueron secuestrados y derivados a los centros clandestinos de detención y luego liberados; once seminaristas fueron asesinados o figuran como desaparecidos y se cree que son más de medio centenar los católicos laicos víctimas de la represión ilegal.

León Gieco cantó en «La Memoria»:

Fue cuando se callaron las iglesias
Fue cuando el fútbol se lo comió todo
Que los padres palotinos y Angelelli
Dejaron su sangre en el lodo
Todo está escondido en la memoria
Refugio de la vida y de la historia

FUENTES: diarios Clarín, La Nación, infobae, Vatican Insider, Palotinos 4 de julio, Elena Luz González Bazán, el ortiba, Eduardo Kimel, León Gieco, y  otras fuentes varias y propias.

Palotinos: es una congregación de vida apostólica católica fundada en 1835 por el sacerdote italiano Vicente Palloti. De ahí deviene lo de sacerdotes “palotinos”.