El sábado 7 de septiembre en el Centro Educativo Isauro Arancibia, del barrio de San Telmo, se realizó un profundo debate sobre la educación que tenemos y la educación que queremos, convocado por El Manifiesto Argentino, Proyecto Sur, Forja, ANCLA Moreno, Agrupación Docente Peronista “La Néstor Carlos” y el Frente Grande.

Desde el convencimiento de que pensar los proyectos educativos y culturales de cada ciudad es parte de discutir el proyecto político, el modelo de país y de sociedad que queremos. Partiendo de la comunidad como actora principal de la discusión de la educación, trabajando por un movimiento con todos los protagonistas del proceso educativo, las escuelas, los clubes, las organizaciones sociales, las expertas y las familias, el centro comunitario, la biblioteca, el centro cultural, entre otres. Fue la primera iniciativa conjunta de estas fuerzas políticas que entendieron que la educación es una de las prioridades para un nuevo modelo de país, que combata el neoliberalismo, desde una perspectiva federal de verdad.

Hacia la tarde se realizó un conversatorio con amplia participación: Pino Solanas, candidato a diputado por el Frente de Todxs; Alejandro Mosquera, Secretario general de El Manifiesto Argentino; Gustavo López, referente de FORJA; Adriana Puiggrós, pedagoga, ex diputada; Francisco Teté Romero, ex ministro de Educación de Chaco; Laura Penaca, ex Titular de Conectar igualdad; Claudia Braschi, integrante de Soles de mayo, ex subsecretaria de Educación de la Provincia de Buenos Aires; Susana Reyes, Coordinadora del Centro Isauro Arancibia; Verónica Piovani, Decana de la UMET y ex Directora Ejecutiva del Instituto Nacional de Formación Docente; Maru Bielli, docente, candidata a legisladora por el Frente de Todxs, Laura Velazco, candidata a legisladora y ex directora de educación y trabajo y de educación de adultos,      Rosana Perazza, ex subsecretaría de educación porteña; Adrián Montero Biot, UTE; Alejandro Schwartzman, Presidente de la Federación docente La NCK, Mario Lozano, Director general del Consejo Interuniversitario Nacional; Alejandro Marmoni, de Proyecto Sur; Fernando Basso, de El Manifiesto Argentino; entre otres.

Entre las ideas principales que circularon en el conversatorio se planteó que las políticas educativas no deben surgir sólo desde el ministerio de educación, sino que son imprescindibles propuestas transversales, transdisciplinarias que involucren las políticas de salud, cultura, economía, etc. Se hizo hincapié en salir de la lógica mercantilista a la que nos llevó el macrismo en la ciudad, desde hace 12 años y en los últimos años en provincia de Buenos Aires y Nación.  Las propuestas que desfilaron se referían a la tarea importante que tendrá en nuevo gobierno para reconstruir un proyecto de país, basado en la autodeterminación de los pueblos, en cooperación con los países latinoamericanos, en unidad profunda del campo popular. Se remarcó la importancia de la educación en este proceso de reconstrucción del país, promoviendo debates y escuchando a niñas y niños, a los pueblos originarios, a las mujeres protagonistas de las luchas en cada territorio.

Entre les participantes, hubo mucho entusiasmo en la posibilidad de disputarle a Rodríguez Larreta la ciudad, para terminar con las gestiones PRO que tanto han degradado la educación pública en el distrito más rico del país, maltratando a les docentes, desfinanciado las partidas presupuestarias, sub ejecutando el dinero destinado a infraestructura, mintiendo con inauguraciones de escuelas que no están terminadas.

En esta ciudad existen protocolos anti-tomas, no se aplica en todas las escuelas la Educación Sexual Integral, se denuncia la “política dentro de la escuela”. La ciudad de Buenos Aires es ejemplo de lucha y resistencia frente a las políticas degradantes de los últimos años. Fueron les estudiantes quienes rechazaron las reformas en power ponit como la “secundaria del futuro”; el cierre de las escuelas comerciales nocturnas y de los profesorados, a cambio de la UNICABA. Por eso es importante la libertad de expresión y de participación a los centros de estudiantes, a les profesores y la comunidad educativa. Se resaltó el trabajo de docentes, delegades sindicales, profesionales de la educación, en trabajar por la defensa de la educación pública, trabajando desde distintos programas en políticas educativas inclusivas, plurales, democráticas, pensadas desde las necesidades de estudiantes niñes, jóvenes y adultos, en cada contexto.

Durante la mañana, en el Taller del patio se realizaron juegos participativos: reescribir refranes y canciones, pensar preguntas, jugar como cuando estábamos en el recreo. Durante la mañana se realizaron cuatro talleres debate con participación de docentes, referentes de espacios educativos, delegadxs sindicales, trabajadoras de la educación no formal, estudiantes de profesorados, entre otres.

Compartimos aquí las conclusiones de cada taller.

Taller de Territorio educativo: La educación y los barrios:

La escuela debe ser un espacio de puertas abiertas, que salga al encuentro de la comunidad y permita al mismo tiempo el ingreso del barrio a la misma.

La relación de la escuela con los barrios fortalece el sentido de pertenencia y promueve el desarrollo de la identidad.

Es necesario definir claramente el objetivo de la educación, que debe apuntar al desarrollo de un sujeto pensante, solidario, protagonista y crítico de su propio devenir. Fortalece esta apreciación, pensar que “La Patria es el Otro” y de allí que “La Patria está en la Escuela”.

La educación oficial debería estar regida por los postulados de la educación popular, ya que la misma contempla como metodología a la dialéctica. Esto permite ir de la práctica a la teoría y de la teoría a la práctica de manera dinámica y permanente y de ese modo revisar constantemente las estrategias pedagógicas.

Las políticas educativas deberían ser formuladas no solo por el Ministerio de Educación, sino con la participación de Salud, Cultura, Trabajo, Deporte, etc., desde una mirada intersectorial.

A nivel territorial se toma la experiencia que relata una participante docente de González Catán. Se trata de mesas territoriales multisectoriales con la participación de todas las organizaciones barriales, lo que permite la formulación de políticas adecuadas para cada realidad social y optimiza la localización de recursos. Se enfatiza en que estas mesas puedan ser espacios con poder de decisión.

Se plantea la necesidad de incluir dentro de la capacitación docente, estrategias específicas que contemplen la realidad de cada comunidad y permitan ajustar los métodos de enseñanza a, por ejemplo, poblaciones con cierto nivel de violencia.

 

Taller La educación en una Ciudad desigual

Conclusiones:

Para hablar de igualdad, habría que, al menos, definirla y asignarle equidad en todas sus dimensiones y perspectivas;

El lugar donde se materialice y naturalice la «diferencia», y se la ubique (a la diferencia) como «base» de la igualdad;

Refundar la escuela implica poner en el centro la idea de «construcción de autoridad». La autoridad ya no es una cualidad inherente al rol (docente, directivo, no docente, estudiante);

La escuela como un lugar donde la libertad se respire, trasunte el momento educativo para provocar empatía entre los distintos (los otros);

Trabajar la tensión entre el derecho a elegir la escuela (de los padres/estudiantes) Vs. la idea de «barrialización» o identidad territorial;

La educación como un método que combine distintas formas de aprendizaje;

Fuerte trabajo con el colectivo docente para internalizar (aprehender) la idea de igualdad antes de «enseñarla»;

La escuela como el espacio del «legitimación» del sistema educativo

No pensarla exclusivamente como una «suma de recursos». Sólo con recursos no alcanza;

Escuchar a los estudiantes, sus intereses, ideas, saberes, culturas familiares; porque «no son una tábula rasa»

La política institucional debe propiciar y facilitar el «encuentro» entre la experiencia (trabajo cotidiano de lxs maestrxs) y la academia (teoría);

Recuperar las distintas «tradiciones» institucionales como un valor;

Promover una revisión / recuperación de las distintas experiencias que se implementaron en el sistema educativo bajo la forma de «reformas» para evaluar sus resultados y, si es conveniente, re instaurarlas;

Transformar al sistema en algo «entendible» (amigable) para la totalidad comunidad educativa;

Promover el encuentro, que haya más cantidad de encuentros entre docentes, para que se compartan experiencias y la tarea docente se «complete» con el otro;

La «tecnologización» de la educación no debe ser exclusivamente el centro único para el proceso de enseñanza/aprendizaje. La lectoescritura, la reflexión crítica, tratarse bien, darle dignidad al amor, son tan importantes como la facilitación tecnológica;

Repensar cómo se «arma» un equipo de conducción (colegiado o articulado voluntariamente);

Pensar la escuela como algo también «flexible» para que se acomode a la realidad con mayor frecuencia;

Taller de Descolonización de/en la escuela

Temas que surgieron del debate en tres subgrupos y luego en el grupo.

Reconocimiento de la Educación Sistemática atravesada por el colonialismo y necesidad de transformarla.

Cómo nos atraviesa subjetivamente por su carácter cultural

Se advierte la importancia de trabajar la descolonización en la formación docente. Se planteó que estos dos talleres debieron estar juntos.

Se pensó en la importancia de revisar nuestra historia (argentina y latinoamericana). Se planteó la necesidad de pensar para cambiar los contenidos curriculares. En este punto se advirtió no solo la visión de nuestra historia, sino además la teoría del conocimiento. Una obediencia repetidora hace que hablemos de Ser y no de Estar siguiendo determinada metafísica que además no tiene en cuenta tampoco la reflexión sobre la lengua.

Un compañero patagónico aporta que en la lengua quecha y otras lenguas americanas no hay diferencia de género. Aporta significados de varios términos de estos orígenes que sin embargo ignoramos. Plantea el intercambio a partir de las diferencias con la inclusión de los pueblos originarios por supuesto.

A partir de este aporte se pudo reflexionar cómo sin embargo repetimos una metafísica de Ser (de lenguas que tienen un verbo para el significado de ser y estar, cuando la lengua que hablamos tiene dos verbos ser y estar). Esto abrió el debate acerca de la urgencia de dejar de repetir sin pensar…La obediencia inconsciente de la docencia.

Se planteó la importancia, como descolonización, de plantearse una estrategia que nos permita generar una “clase” dirigente que dé continuidad política al proyecto de sociedad que acordemos con independencia, justicia social y soberanía. Pensar por qué la clase dominante que sostiene el coloniaje lo logra y “nosotros” no.

Se pudo reflexionar en lo simbólico, a partir de notar que es fundamental reconocerlo y desde ahí no caer en el economisismo como supremacía, más allá de tener en cuenta el derecho al bienestar económico. El dominio mental, cultural que nos coloniza no se agota en la economía…

Así podemos no darnos cuenta que el mentado “sentido común” está dado.

 

Taller de Formación docente

Conclusiones:

 

¿Cómo está la formación docente hoy?

Retroceso en los procesos de formación docente en todas las áreas, edificios deficientes y sin mantenimiento, sin políticas inclusivas, descalificación permanente de la labor docente, la UNICABA y sus contenidos meritocráticos, los contenidos de la formación docente se encuentran banalizados, mercantilizados.

 

Propuestas para la formación docente inicial:

Los contenidos de la formación docente con un claro posicionamiento emancipador y con un claro sentido del posicionamiento político del docente y de la necesidad de garantizar la Justicia Curricular para todes les estudiantes como sujetos de derecho.

Un proyecto formativo nacional, popular, con perspectiva de género, feminista que garantice las trayectorias formativas de los estudiantes, e incluya con calidad.

Revalorización de la identidad de la función maternante en la educación desde los 45 días.

Abordar los centros de primera infancia y todo otro tipo de estructuras «no formales» que tengan injerencia en cuestiones formativas que pasen a depender del Ministerio de Educación y no de otros organismos.

Sumar formación con perspectiva Latinoamérica

Generar dinámicas para lograr trabajo en equipo

Pensar desde la comunidad educativa en cada espacio de trabajo para evitar el elitismo y prácticas formativas emancipadoras

 

Propuestas generales:

Convocar a un Congreso Pedagógico para pensar en una nueva Ley de educación en CABA

Generar un plan nacional de alfabetización política para los docentes

Generar un plan de alfabetización para adultos y jóvenes

Jerarquizar la carrera docente

Abrir el debate, sobre qué modelo de sociedad queremos a través de la escuela

Entender al maestro como un formador desde un enfoque “Gramsciano». La tendencia democrática de la escuela no puede consistir solo en que un operario manual se vuelva calificado, sino en que cada ciudadano pueda convertirse en gobernante

Formar equipos integrales con todos los que participan de la comunidad educativa (docentes, directivos,personal de limpieza, auxiliares, cocina porteros etc.) sin excluir y equitativamente.

Concientizar en el sentido en que la docencia es una profesión eminentemente política sin unirla a lo partidario.

Salir de la mirada academicista e incorporar el juego como forma de conocimiento

Incorporar en los contenidos docentes el pensamiento latinoamericano.

Trabajar por la descolonización del pensamiento.

Trabajar desde la matriz de aprendizaje de los docentes.

Democratizar los institutos docentes en CABA

Formación docente continua en horarios de servicio

Implementar el año sabático 

Trabajar en la prevención de salud del docente en el plano físico, emocional psíquico y espiritual