por Roberto Rapalo Blanco

 

Una  turca alta llamada Tarifa,

Cameló  a los chicos del Pro,

La encontraron  en una falsa rifa

De un pueblo engañado que ayer la rifó.

 

Hoy el premio parece excesivo

Porque sabemos que hay números truchos.

Mentir  a pocos es cosa de vivos,

se queda fiambre el que miente  a muchos.

 

La ley del número nunca nos falla

Y es la que siempre con el tiempo arroja

Mierda a esos  premios cuando el pueblo estalla.

 

Resultó Tarifa una mala mina,

Prima del turco aquel  de La Rioja

Que pusiera en venta  a media Argentina.