Por Paola Andrea Artunduaga Torres

 Maestra de vocación y profesión

Colombiana y caleña de nacimiento

Escribir fue difícil porque a mi corazón lo tiene preso el dolor y a mi pensamiento la incertidumbre. El pasado 28 de abril Colombia decidió alzar sus banderas y dar un grito de protesta contra un GIGANTE ASESINO llamado  REFORMA TRIBUTARIA, este asesino nos empobrecía más, nos llenaba de hambre y desigualdad, le negaba la oportunidad a nuestros hijos de vivir con un poco de dignidad, este gobierno infame, inhumano, cruel y egoísta pretendía aprobar esta reforma en el congreso de la república donde son más los ladrones de cuello blanco y de la bancada uribista, y así ponerle IVA a la los productos de la canasta familiar. Desde entonces nuestro pueblo permanece en paro nacional y son nuestros jóvenes quienes cargan en sus espaldas la lucha del paro, y aunque el mentiroso Duque se dirigió al país en una alocución diciendo que retiraba del congreso la propuesta de la reforma tributaria, el país no le creyó y nos declaramos en PARO INDEFINIDO, mi CALI bella, la sucursal del cielo y la capital de la sala, es quien abandera la protesta por Colombia al costo de lo que sea. Hoy está lastimada y triste al ver esta barbarie donde se mata a diestra y siniestra. Hoy clamamos que Duque se vaya, que renuncie, él nos está matando, la solución URUBISTA para este gobierno fascista fue matar, le dieron potestad al ESMAD, LA POLICIA Y EL EJERCITO DE MATAR A SANGRE FRIA TODO LO QUE HUELA A PROTESTA, callar y desaparecer a nuestros jóvenes fue la orden pero ni así nos retiramos, Colombia hoy sangra, hoy llora, son muchos jóvenes asesinados y otros desaparecidos apenas en el quinto día de paro nacional.

Es cruel pretender que un pueblo con hambre y desempleo en plena pandemia pueda además asumir una reforma tributaria donde hasta RESPIRAR tenía un gran costo… y es a la clase media y baja a quienes golpeaba de manera directa y despiadada esta propuesta nefasta , preferimos morir en la lucha o por el virus ( covid 19), pero jamás arrinconados. Esperamos que esta horrible noche cese como lo dice nuestro himno nacional y alcancemos la tan anhelada gloria de liberarnos de las cadenas que nos atan desde hace tantos siglos gracias a los gobiernos de ultraderecha que se volvieron terratenientes por medio de las masacres, del dolor, del destierro de nuestros campesinos para apropiarse de la tierra que era de todos. BASTA DE URIBE que se cree el dueño de Colombia y de su títere DUQUE que no es más que un LACAYO, victima ahora de su propio invento. Colombia sigue en pie de lucha, aunque su dolor sea más grande y su sangre más derramada.

América Latina, tu voz de apoyo es suficiente para seguir en pie de lucha por una Colombia JUSTA, LIBRE Y EN PAZ.

 Nota pequeña: 05/05/2021; los barrios donde hubo disturbios anoche, hoy amanecieron sin internet, la orden es no mostrar al mundo lo que está pasando.  Quieren incomunicar la ciudad y dar un golpe de estado disimulado.

 Hasta la victoria siempre