por Alejandro Mosquera

El mundo pudo ver esta semana un hecho inédito, el  fundador y Ceo de Facebook Mark Zuckerberg tuvo que someterse a las preguntas de senadores y congresistas de EEUU en relación a la utilización ilegal de datos de millones de usuarios de su plataforma por parte de la empresa Cambridge Analytica para direccionar la voluntad de los electores norteamericanos en favor del actual Presidente.

Más alla de los reconcimientos de responsabilidad, de la capacidad para eludir las preguntas que mas lo comprometian, y de “aceptar” la necesidad de regular las redes sociales, quedó en claro que el mundo vivió y vive un cambio tan profundo que las viejas formas de democracia son profundamente vulneradas. Que la ilusión de que facebook y otras redes sociales venian a democratizar la información, el debate y por lo tanto ayudar a la participación igualitaria de la ciudadania, no se ha cumplido y el resultado es a la inversa. La tecnologia no es neutral, tiene dueños, poderosas coorporaciones que en vinculo con los Estados, sus gobiernos, y sobre todo con las partes oscuras de los mismos, se utiliza para al espionaje masivo, a la manipulación de la opinión publica, a la persecusión de opositores. Y tambien a achicar la desigual democracia existente y demoler su ideal.

En un articulo anterior sostuvimos en esta columna que “La democracia tal como la conocemos se deteriora tanto como reglas comunes de convivencia y elección-opción como en su carácter social, económico, cultural. El neoliberalismo impone un discurso único, la censura y autocensura, restringe la libertad de expresión bajo la presión de la concentración económica en las empresas de comunicación, persigue opositores y utiliza a jueces y fiscales como disciplinadores sociales y políticos.”

A ese contexto hay que agregar el reconocimiento de que se utilizaron ilegalmente los mega-datos sobre usuarios de Facebook para lograr el triunfo de Donald Trump en las elecciones presidenciales norteamericanas. Sin embargo, por importante que sea para la humanidad es solo la punta de un iceberg. Se descubre los hechos ilegales solo para EE. UU., pero es difícil que las maniobras de espionaje masivo y manipulación de la opinión publica solo se hayan usado en ese país. Recordar que en la cámara oculta que se le hace al funcionario de la criminal empresa Cambridge Analytica, él propagandizando su trabajo dice que entre otros paises se utilizó en Argentina.

En el debate en el Congreso norteamericano solo se trata sobre las responsabilidad de la empresa de Zuckerberg y de la que transfirió los datos, sobre la privacidad de los ciudadanos, de los acuerdos que dan los usuarios a la plataforma, pero no esta presente la relación y colaboración de los gigantes de internet con la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA por sus siglas en ingles). Recuerden los lectores las denuncias de Edward Snowden, los articulos de  The New York Times, de CNN, The Guardian entre otros, sobre el tema. Y que el foco  del escándalo en el gran pais del norte era centralmente porque espiaba a los ciudadanos norteamericanos y no por el espionaje en todo el mundo.

Por casa como andamos mister Peña Braun

El periodista Santiago O’Donnell publico el 26 de marzo en pagina 12 un articulo (que recomiendo leer) donde explica que:”Jim Messina, el gurú del robo de información de Facebook, asesora al presidente argentino. Lo dice él mismo en la página web de su consultora, el Messina Group. “(Messina) asesora a Presidentes y Primeros Ministros en cinco continentes incluyendo a Theresa May y David Cameron de Reino Unido, Enrique Peña Nieto de México, Mauricio Macri de Argentina, Matteo Renzi de Italia y en 2016 ayudó a Mariano Rajoy de España a ganar una sorprendente segunda vuelta,” informa el currículum del gurú.”

 El gobierno argentino niega la relación, sin embargo hace tiempo se conocen las reuniones  con el vicepresidente del Messina Group, Brennan Billberry de parte de el Jefe de Gabinete Marcos Peña Braun. Es dificil creerle al gobierno cuando estan verificadas la relación que propagandiza la empresa con los otros lideres.

Para ver la peligrosidad para la democracia de estas formas de manipulación de la opinion publica hay que tambien tomar en cuenta que el gobierno argentino que destina enormes cantidades de dinero a la propaganda en las redes sociales,  el 19 de marzo de 2018, a través de un DNU, creó la “Unidad de Opinión Pública”, que responde directamente a la Jefatura de Gabinete de Ministros. Entre sus objetivos se encuentra:

  • Elaborar un plan de seguimiento de la opinión pública que permita monitorear la gestión del gobierno y conocer las demandas de la población como insumo para el diseño y la implementación de las políticas públicas.
  • Recabar información sobre las principales demandas y problemáticas de los ciudadanos.
  • Coordinar la implementación de los estudios de opinión pública que se lleven a cabo en la Administración Pública Nacional y asistir y asesorar en la materia a los Ministerios y organismos que lo requieran.
  • Generar información cuantitativa que facilite el diagnóstico de situación y posterior implementación de medidas del Gobierno Nacional.”

A la vez se conoció hace unas semanas el informe de Amnistía Internacional sobre un primer relevamiento sistemático de agresiones y amenazas a la libertad de expresión en Twitter Argentina, que analizamos en un articulo en nuestra revista donde queda claro que para poder llevar a cabo ese tipo de campañas se necesita de un aparato importante, disciplinado y seguramente rentado, y todas las sospechas y miradas caen en la estructura oficial.

Volvamos al peligro global

El responsable de producto de colaboración civica de facebook Samidh Chakrabarti señalo:  “En 2016, en Facebook, tardamos mucho en percatarnos de que algunos actores nocivos estaban abusando de la plataforma. Ahora estamos trabajando a fondo para neutralizar estos riesgos”

“Creo que tenemos que ver juntos cuáles son las desventajas de las redes sociales en democracia y ver lo positivo para poder fortalecerla”.

Habla directamente de la injerencia rusa: “Aunque en su momento no lo sabíamos, hemos descubierto que estos actores rusos crearon más de 80.000 posts que llegaron a más de 126 millones de personas de Estados Unidos en los dos últimos años. Este tipo de actividad está en contra de lo que promovemos. Nos aborrece que un país use nuestra plataforma para hacer ciberguerra y dividir a la sociedad. Nos costó detectar este tipo de amenaza y tendríamos que haberlo hecho mejor”.

 Esta en claro que no le preocupa que EEUU utilice lo mismo que denuncia de Rusia, ni los otros lideres que han contratado este tipo de servicio, ni en la utilización para favorecer a los partidarios del Brexit en el Reino Unido.

La regulación que buscan los EEUU y  la que promueve el fundador de facebook en estos días en el Congreso norteamericano ¿esta en linea con defender la democracia, ampliar la igualdad y proteger los derechos civiles? O en realidad va en sentido contrario:  concentrar el poder de los Estados y las corporaciones sobre las ciudadanos de todos los paises.

Las modificaciones de Google anunciadas en el 2017  en su servicio de búsqueda para dificultar el acceso de los usuarios a lo que llamaron información de “baja calidad” como “teorías de conspiración” y “noticias falsas” (fake news), lo que logran es que la información politica venga mayoritariamente (70%) de los grandes medios concentrados, y que “desde que Google implementó los cambios en su motor de búsqueda, menos personas han accedido a sitios de noticias de izquierda, progresistas, u opositoras a la guerra.” Escribió hace ya meses Lucas Malaspina en el diario Perfil. 

Hay un gran riesgo sobre las democracias, el proyecto democratico tal cual lo conocimos aún en su variante liberal, de reglas de juego,  esta bajo fuego. El poder real utiliza la tecnología y las redes  para negocios, para maximizar sus ganancias, y tambien para el control social y politico.

Los gobiernos populares, las fuerzas transformadoras y de izquierda parecen atrasar todavia en como enfrentar el nuevo mundo con esta dominación del capital financiero instrumentando la tecnologia para esculpir el mundo de acuerdo a sus intereses. Convendría volver a leer Un Mundo Feliz de Aldous Huxley escrito en 1932.

Hay que desatar la potencia revolucionaria de la democracia para relanzar el proyecto de la libertad y la igualdad. No es sometiendose a la “modernidad” de las frases pequeñas que entran en los 280 caracteres, por mas que sea necesario saber utilizar todas las herramientas, sino desarrollando el pensamiento critico, el estudio y analisis, la capacidad de pensar el mundo de nuevo para poder cambiarlo.