Ante las Elecciones

Capítulo Buenos Aires

 

Apoya a Cristina Fernández de Kirchner, Jorge Taiana

y Unidad Ciudadana

Todo el país viene sufriendo los efectos de las políticas de un año y miedo de gobierno de Mauricio Macri y en la provincia de Buenos Aires de María Eugenia Vidal. Las políticas neoliberales, el privilegio de la especulación financiera y en contra de la producción, las altas tasas de intereses y la recesión planificada para detener la inflación han provocado que miles de empresas y pymes cerraran sus puertas, cuyo resultado inmediato son los despidos, el aumento de la desocupación, la precarización laboral, el aumento de la pobreza y la reaparición del hambre en nuestras barriadas más vulnerables.

La catástrofe social y productiva, en un contexto de inflación descontrolada y tarifazos irracionales que golpean el bolsillo de trabajadores y clases medias a diario, muestra como contracara los enormes beneficios que Cambiemos les garantiza a las grandes empresas sojeras, los latifundios y las empresas privatizadas, así como a mineras, petroleras y especuladores de todo tipo. Con el agravante de que entre los principales beneficiarios se encuentran el propio presidente y sus familiares, ministros y amigos.

Como era evidente para todos que esas políticas provocarían resistencia y protesta social, el Plan Macri-Vidal se complementa con el pacto de violencia con la policía bonaerense. Su objetivo es policializar aún más al Estado y a la sociedad para que –por acción, amenaza o miedo– el aparato represivo pueda limitar y escarmentar a la protesta de las víctimas del ajuste.

El plan Macrista se completa con la búsqueda de impunidad. Por un lado, se apoyó en los personajes más conservadores y reaccionarios del llamado poder judicial para perseguir luchadores, encarcelar a Milagro Sala y otros compañeros. Y por el otro busca disciplinarlo, imponer jueces y fiscales del PRO, y expulsar ilegalmente a la Procuradora Alejandra Gils Carbó para garantizar que no se investigue al Presidente, sus ministros y el clan familiar.

Enfrentar estas políticas y el proceso de vaciamiento de la democracia, así como detener el ajuste y la destrucción de la industria nacional y el trabajo, son exigencias de esta etapa, si Argentina quiere volver a tener un futuro con paz social, igualdad, desarrollo y democracia.

La unidad más amplia de todos los que se ven afectados por estas políticas, más allá de a quién hayan votado en 2015, es una necesidad de esta etapa dolorosa. Es la acción común contra los tarifazos, contra los despidos, por paritarias libres, por un trabajo digno, contra la represión estatal. Unidad de todos, sean peronistas, radicales, socialistas, kirchneristas, de izquierda, independientes, trabajadores, empresarios, profesionales, desocupados o estudiantes. Es la unidad de las víctimas de y contra el ajuste.

Las elecciones, tanto las PASO como las generales de octubre, son un instrumento popular que debe expresar ese rechazo a las políticas del gobierno de las corporaciones y los ricos. El voto opositor debe crecer y debe entenderse como una respuesta a las políticas oficiales y un reclamo de cambio de rumbo urgente.

El Manifiesto Argentino Capítulo Buenos Aires está convencido de que la actitud de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner de impulsar la unidad más amplia, incluso con aquellos que desoyeron la urgencia de la hora, y con un programa claro de enfrentamiento al ajuste, el neoliberalismo, el achicamiento de la democracia y las tendencias represivas en aumento, son un instrumento clave para frenar, derrotar y luego superar las políticas neoliberales.

Su postulación junto con Jorge Taiana abre una posibilidad cierta de victoria frente a los Macri, Bullrich, Vidal, Ritondo y otros personajes de la entrega antinacional y antipopular. Sólo el triunfo de Unidad Ciudadana cambiará el papel del Senado Nacional, y esperamos que también la legislatura provincial, donde hasta ahora fue hegemónico el colaboracionismo con los promotores del ajuste. Y, sobre todo, con el triunfo popular se generarán mejores condiciones para nuestra propuesta de Confluencia Nacional y Popular hacia un nuevo gobierno popular en 2019, que restituya los derechos perdidos por la oleada conservadora y neoliberal, profundice los cambios que se realizaron por los gobiernos populares y rebase los límites que tuvo el proceso hacia una democracia más igualitaria, participativa con soberanía popular y nacional.

 

Junta de El Manifiesto Argentino  Capítulo provincia de Buenos Aires

Alejandro Mosquera, Tres de Febrero:  Lic. María del Carmen Pessani y Prof. Cristina Barroso  Vicente López: Noemi Karamanian, Enrique Ricardo Peralta, Luciano Martín, Daniel Vera, Patricia Leonor Calderón, María Lía Estrella, Romina Soledad Cavallo, Martín Alberto Pacini, Mirta Graciela Domato, Carlos Eduardo Diaz, Nicolas Thomas, Karina Siostrzonek, Guillermo Carlos Twardy, Gladys Liliana Curró; San Miguel: Boris Casanova, Mónica Acuña, Leandro Palletta,; San Martin: Olga Centurión, Alberto Ferrari, Silvio Godoy, Horacio Roldàn, Pedro Puyol General Rodriguez: Emmanuel Bembribe; Lomas de Zamora: Lucas Gustavo Vargas Muñoz; Almirante Brown: Raúl Torresan, Diego Sagordo. Jesus Conil. Jorge Lazo Galvan. Claudio Rojas, Laura Sciancalepore, Paola Acosta. María Eugenia Paz. Andrea blanco. Cristina Dragan. Leonardo Lafflitto, Victor Sciancalepore, Pablo Olmos. Carlos Cerigliano, Nicolas Scaramal. Sebastián Silv; Lanus: Omar Di Leo, Eduardo Bruno; La Matanza: Alfredo Anaya, Esteban Di Mare; Región Capital: Graciela Falbo, Miguel Russo, Angel Merlo, Heriberto Ameri, Mauro Beltrami, Jorge Borean,   Sonia Caraballo, Maria Corbetta, Gladis Corral, Graciela Cuneo, Guillermo Carpignano, Federico Denappole, Gustavo Falbo, Alicia Hondagneau Roig, Adolfo Latrubesse, Eduardo Latrubesse, Rodolfo Mariani, Oscar Agustín Merlo, Emiliano Parente, Liliana Puyzillou, Carlos Tome, Silvina Trabucco, Tandil: Ivy Cángaro, Sara Ortelli, Mónica Gómez de Saravia, Alfredo Giorno, Graciela Gerratán, Alejandro Ippólito, Sergio Denk, Hugo González, Mabel Cocina, Walter Belén.