por Pedro Peretti *

Dos pobres discursos de ambos presidentes. Co-gobiernan la Argentina desde que gano Macri. Ambos son terratenientes, ambos tienen cuentas pendientes con la justicia, ambos tienen pleitos familiares por cuestiones de herencia. Son el uno para el otro. Pero  analicemos algunos puntos específicos de los discursos. Empecemos por las invocaciones al cambio climático como dificultad y a vanagloriarse de 137 millones de tn como un éxito…. Como si una cosa fuera independiente de la otra. “ a pesar del cambio climático tenemos  cosecha record” dijo Macri.  Es la revés, gracias a los record de productividad en las cosechas tenemos, una aceleración del  cambio climático. Hay 12 provincias en emergencias agropecuaria, gracias a los desmontes y la sojización. Hay 137 millones tn-entre otras cosas- porque estamos en el top 5 de países deforestadoras, Lo que decimos desde hace décadas, es que el volumen no puede ser la única medida  que se tome en el sector agropecuario para evaluar su comportamiento u eficiencia. 137 millones de TN. A esos 137 millones de tn hay que preguntarle “cosas” como;  ¿con cuántos productores?, de qué forma se produce ¿ dónde se produce, con qué sentido común productivo?. Para llegar a esa cifra: deforestamos 4 millones d hectáreas de bosque, agriculturizamos  la pampa húmeda, sojizamos la Argentina, destruimos 200.000 chacras mixtas en los últimos 20 años,  10 millones de hectáreas pasaron de la ganadería a la soja,  generamos 5643 muertes de accidentes de tránsito en el 2016, gran porcentaje de ellas atribuibles al transporte terrestre.  Solamente para traer la soja del área geográfica del plan Belgrano, que no solo le bajamos las retenciones;  sino que-además- la subsidiamos, necesitamos 640.000 viajes de camión de 1000 km promedio. Transportamos toda nuestra producción granaría y ganadera por camiones; son  seis millones de viajes solo para los granos, por rutas sobrecargadas;  con todo lo negativo- además- por la emisión de gases efecto invernaderos, consumo de combustibles y cauchos etc. Ni Macri ni Etchevehere vincularon el cambio climático con la producción de las 137 millones de TN.  No sería posible el volumen productivo si no fuera sobre la base de un modelo productivo extractivista , más parecido a la minería que a la agricultura,  casi sin productores. Que nosotros definimos como de monocultivo inducido con concentración de tierras y rentas.

Dijo el presidente…Etchevehere: aumento la producción   y con ellas las ventas de Maquinarias agrícolas crecieron un 104%, y la venta de fertilizantes un 42%. Esto es empleo. No necesariamente en argentian…, puede ser empleo… pero en Brasil, China o los EEUU o Alemania, de donde importamos las  máquinas y fertilizantes que dice Etchevehere… y que como en los 90 financiamos nosotros, o sea financiamos el trabajo ajeno…más boludos,  no podemos ser.

Algunos “detalles” que “ambos presidentes”  nunca toman en cuenta. El 8 de Junio pasado Héctor Crucianelli, el presidente de CAFMA (los fabricantes nacionales de máquinas agrícolas) expreso su fuerte preocupación ante el ingreso de maquinaria importada. Especialmente en silos;  ya que está entrando-dijo-el equipo completo, al mismo precio del valor de la chapa que lleva. Gracias a Techint, a la que Menen le regalo Somisa y tiene el monopolio de la chapa… La chapa en la argentina es el 30% más cara, que en el resto del mundo. Además y como si fuera poco autorizamos a importar máquinas agrícolas usadas. Decreto 1205/16. Llegan al país a precio de remate, menos ventas nacionales, menos trabajo nacional… Veamos algunos números de FISFE, sobre la importación de máquinas: en el primer trimestre la venta de cosechadoras creció un +25% interanual, los equipos importados un+68%, los nacionales un+8%.En el caso de los tractores Enero-Abril las importaciones sumaron 42.000.000 de dólares. En fertilizantes en todo el 2016 se importó por 1723 millones un 78% más. Las importaciones de fertilizantes tuvieron una estampida fenomenal…¿ qué trabajo van a generar, acá ¿…y encima le devolvieron retenciones por varios miles de millones de dólares…El peor  negocio de la argentina es haber  apostar a ese campo  híper concentrado,  de Macri y Etchevehere;  necesitamos otro campo de rostro humano, con productores, sin monocultivo y con chacra mixta,  ese campo en la rural. Nunca estuvo.

       * Miembro del Manifiesto Argentino y de la Agrupación Grito de Alcorta.