Por René Horacio Flores

“Señor: perdóname por encender la luz y olvidarme que ellos no pueden hacerlo.” (Carlos Mugica)[1]

La energía y el agua son derechos y bienes sociales. Por lo tanto, en tiempos de “tierra arrasada” -como dejó la administración macrista- habría que priorizar la situación de los más vulnerables.

El alimento que crece por la fotosíntesis con el sol  se transforma en nutrientes y calorías (que son energía) y que necesita nuestro cuerpo para poder vivir. Nadie cuestionaría si la luz del sol debería ser gratuita. Si las fuentes de energía fueran propiedad de los Estados, éstos podrían distribuirlas entre sus habitantes gratuitamente o al menos su venta y/o beneficios como es el caso de Noruega, que distribuye el producto de las ventas de sus yacimientos de gas en el Mar del Norte o los combustibles como hace Venezuela. Convengamos también que esto lo puede hacer Noruega porque su matriz energética depende casi exclusivamente de recursos hidroeléctricos “sobrándole” el gas y Venezuela porque es uno de los mayores productores de hidrocarburos del mundo. Pero salvo estos y algunos contados casos vivimos en un mundo preponderantemente capitalista y es por causa de las leyes del mercado por el cual la energía y el agua tienen un precio, es decir, si el usuario tiene la capacidad económica y/o financiera para pagar, entonces tendrá el servicio.Todos necesitamos de estos servicios, pero la realidad es que no todos tienen la capacidad económica para pagarlo. Hoy existe en el mundo el concepto de “Pobreza Energética” que referida a un hogar familiar, es aquella situación en la que los ingresos son nulos o escasos para pagar la energía suficiente con el fin de satisfacer las necesidades domésticas.

Debido a esto, por ejemplo,se han colocado en estos últimos años medidores a tarjeta en varias zonas del gran Buenos Aires (en general donde están los más vulnerables), es decir, les reemplazaron el medidor que han tenido hasta ahora por otro a tarjeta porque han tenido dificultades de pago. Y es así como muchos trabajadores esperan hacer “una changa” para contratar un día o dos de energía. Han surgido sin embargo grupos de vecinos en la provincia de Bs. As. que se autodefiendende esta situación colocando una faja de defensa y de protección. Lo ideal sería que todas las comunidades se autodefendieran, pero hay que hacer algo hasta que esa concientización de comunidad organizada llegue y es promoviendo y proponiendo que sea el mismo Estado quien intervenga y proteja a los más vulnerables de los abusos por los excesivos aumentos tarifarios. El agua también es un derecho, pero aquí la necesidad es más urgente y crucial, porque no hay vida como la conocemos sin el agua, “somos” de agua, vivimos en un mundo que no debería llamarse “Tierra” sino “Agua” porque está cubierto en un 70 al 80% de líquido, y no podemos sobrevivir sin ella más de 3 ó 4 días. Además, la usamos para cocinar alimentos, aseo, limpieza y eliminación de desechos cloacales.

Si necesitamos de la energía para cocinar nuestros alimentos o no morir de frío en invierno, también necesitamos del agua para vivir y para no enfermarnos. Por lo tanto se establece otro nuevo concepto, el de“Pobreza Sanitaria”vinculada al agua y a las cloacas.

El Estado en otro tiempo (en que existía Agua y Energía, Hidronor, Segba y Obras Sanitarias)  hizo obras para garantizar agua y energía a sus habitantes yesos servicios se pagaban a fin de mes, pero no significaban un porcentaje elevado del sueldo, eran un servicio. Con el tiempo pasaron en gran parte a la esfera de lo privado considerándolos no un servicio y un derecho, sino  plenamenteun negocio. Al final, durante la gestión kirchnerista el Estado los subvencionó en su mayoría privatizados, lo que provocó que el usuario tuviera más capacidad de consumo para gastar en otros beneficios, pero el subsidio de ayuda era para todos, incluso para los que podían pagarlo sin subsidio. Había igualdad, pero faltaba la equidad.

Habiendo dejado un 40% de pobres y con el aumento desmedido de los costos en el cuadro tarifario que impuso el macrismo casi todos perdieron, porque sólo se beneficiaron las empresas energéticas, pero fue más doloroso para los sectores de menos ingresos.La urgencia hoy en día es que todos podamos comer.

PROPUESTAS

Las Constituciones Nacionales son hechas por los hombres y los derechos son variables en función de cada época, sociedad y cultura, pero además son función del poder imperante y sus influencias e ideologías. Pero es el Estado quien debe regularla equidad, para que al menos los más vulnerables tengan su derecho a la energía, al agua y a la conexión cloacal. Es por eso que se cree que estos son derechos que deben figurar en una reforma constitucional, teniendo en cuenta la condición de estas personas, siendo de esta forma impermeables a cambios de gobierno que los cuestionen.

Se propone entonces una TABLA DE VULNERABILIDADES Y SERVICIOS, que podríamos denominar de acceso a servicios esenciales,no sólo para personas sino para instituciones de bien público o emprendimientos sociales. Por esta condición deberían ser derechos garantizados por una nueva Constitución o al menos para tenerlos en cuenta para los primeros días de un nuevo gobierno más “sensible” como el actual y que tenga en cuenta prioritariamente a los/las más vulnerados/as. Porque, ¿se puede obligar a que paguen servicios a quienes están bajo la línea de pobreza y/o indigencia cuya prioridad es comer?.

TABLA DE VULNERABILIDADES Y SERVICIOS [2]

USUARIO VULNERABLE

CONDICION

TIPO DE TARIFA/SERVICIO[3]

ELECTRICIDAD

GAS[4]

AGUA

Electrodependientes[5]

Todas

Servicio gratuito

Servicio gratuito

Servicio gratuito

Jubilados y pensionados diversos incluyendo por discapacidad/Empleados blanqueados en general/Monotributistas/ cuentapropistas registrados

Ingreso bajo línea  indigencia

Servicio gratuito

Servicio gratuito

Servicio gratuito

Ingreso bajo línea de pobreza

Sin conexión de gas natural, ni agua corriente

1000 KW/mes gratuitos

3 garrafas (GLP) sociales de 10 Kg c/u gratuito mes

Servicio gratuito

Sin conexión de gas natural  y si de agua

1000 KW/mes gratuitos

3 garrafas (GLP) sociales de 10 Kg c/u gratuitas mes

Servicio gratuito

Con conexión de gas natural  y de agua

700 KW/mes gratuitos

1200 m3 gratuitos anuales[6]

Servicio gratuito

Desempleados[7]

Todas

Servicio gratuito

Servicio gratuito

Servicio gratuito

Beneficiarios/as de la AUH

Todas

Servicio gratuito

Servicio gratuito

Servicio gratuito

INSTITUCIÓN/REPARTICIÓN EN VULNERABILIDAD

Microemprendimientos/MicroPymes[8]

Todos

TSPE (Tarifa social pequeña empresa)

TSPE

Servicio gratuito

Fábricas recuperadas[9]

Todas

TSPE (Tarifa social pequeña empresa)

TSPE

Servicio gratuito

Fábricas/Pymes/cooperativas  con procesos ambientales, reciclados[10] o dentro de la economía social.[11]

Todos

TSPE (Tarifa social pequeña empresa)

TSPE

Servicio gratuito

Hogares/paradores p/bebés/adolescentes adictxs/madres en riesgo, personas en situación de calle (en tránsito o no), personas con capacidades especiales.

Todos

Servicio gratuito

Servicio gratuito

Servicio gratuito

Salas de primeros auxilios de villas, barrios o de áreas vulnerables[12]

Todos

Servicio gratuito

Servicio gratuito

Servicio gratuito

Comedores y/o merenderos de villas, barrios o de áreas vulnerables[13]

Todos

Servicio gratuito

Servicio gratuito

Servicio gratuito

Clubs de barrio [14]

Todos

Servicio gratuito

Servicio gratuito

Servicio gratuito

Bibliotecas barriales[15], aulas y salas para ayuda/apoyo escolar y/o de bien público vinculadas a la educación[16]

Todos

Servicio gratuito

Servicio gratuito

Servicio gratuito

Radios comunitarias[17]

Todas

Servicio gratuito

Servicio gratuito

Servicio gratuito

 

Por lo tanto se incorporan los conceptos de “Usuario vulnerable en electricidad”, “Usuario vulnerable sanitario” e “Institución/Repartición en vulnerabilidad”.Además se incorpora el concepto de “Tarifa social ampliada” que implica que los servicios de agua, gas y electricidad nunca podrán en su conjunto significar más de un porcentaje de los ingresos del usuario o núcleo familiar, como propuesta entre el 5% y el 10% del total de los ingresos familiares. En el caso de las micropymes, ópymes “ahogadas” por las tarifas deberán tener como límite el garantizar el trabajo a todos los empleados con un margen de ganancia razonable también a pautar o negociar directamente un marco cooperativo. Esto definirá una Tarifa Social para pequeñas empresas (TSPE).

Por último los medidores a tarjeta deberían ser prohibidos por una ordenanza del ENRE y se tendrían que  restituirtodos los medidores que hayan  sido desmantelados durante el anterior gobierno neoliberal de aquellos usuarios que se les cortó por falta de pago por su vulnerabilidad, porque insisto, el agua y la energía son derechos y no comoditys.

El autor es Ingeniero Civil (UBA) y Docente  ([email protected])

[1]Oración de la villa

[2]Esta tabla no es taxativa ni definitiva, es una primera propuesta.

[3] El reconocimiento de vulnerabilidad no quita el control por parte del Estado de los consumos por medio de medidores (que no se sacarán) para evitar que se use la vulnerabilidad para provecho de los no vulnerables. Otra alternativa en vez de dar un servicio totalmente gratuito sería un consumo determinado garantizado en KW y m3 al mes que asegure condiciones dignas

[4] En principio gas natural y si no lo hubiera gas envasado en garrafas y/o tubos.

[5] Dentro de los electrodependientes se incluye además a los usuarios en zonas marginales que tienen bombeadores eléctricos para proveerse de agua de napa porque no llega el servicio de agua corriente. También a las personas con  discapacidad motriz que usan baterías en sus sillas de ruedas..

[6] Este valor es estimado para la Pcia de Buenos Aires, pero es función de la provincia, no es lo mismo para Tierra del Fuego que Jujuy. Además se contempla que el consumo de gas no es similar mes a mes por las bajas temperaturas invernales.

[7] El que busca trabajo debe priorizar el poder alimentarse, y no tratar de pagar servicios que no tiene con qué pagar.

[8] Durante los primeros cinco años hasta que se consolide.

[9] Durante los primeros cinco años hasta que se consolide una línea de producción.

[10] Se consideran las que deberían reciclar cartón, metales, plásticos, con o sin fabricación de fertilizantes y en los primeros cinco años de su creación hasta que se consolide el emprendimiento.

[11]También se incluyen las que elaboran alimentos.

[12] Se consideran salas que han sido inauguradas por los mismos vecinos por la ausencia del Estado. Las áreas vulnerables no son patrimonio del conurbano de las ciudades, hay dentro de ellas también áreas vulnerables.

[13] Se consideran comedores creados por los mismos vecinos del barrio para suplir la ausencia de calorías en los pobladores de ese sector. Más allá de la iluminación se necesita cocinar alimentos en la mayoría de los casos con gas GLP en tubos, dado que a las villas (por ejemplo) no llega el gas natural. Aún así tendrán la facilidad de cocinar con cocinas u hornos eléctricos o con energía solar. 

[14] Se habla de los clubs de barrio sin fines de lucro como aquellos donde no sólo se hacen deportes sino que cumplen un rol social de encuentro de las familias para tratar problemas comunes como de transporte, redes de infraestructura, etc, es decir donde sirve para el debate de la preservación de los derechos. La Ley  27.098 (2014) establece el Régimen de Promoción de los Clubes de Barrio y de Pueblo.

[15] La Ley Nacional 23.351 (1986) establece el régimen de Bibliotecas Populares.

[16] No estamos considerando ONGs de presencia internacional, sino localesbarriales creados por vecinos o por personas interesadas en el bienestar de la gente del barrio, sin comercializar ningún tipo de producto, es decir sin fines de lucro.

[17]Sin fines de lucro a no ser la propia subsistencia y con el fin del desarrollo de la comunidad.Se incluye hacer transmisión radial vía antena y/o vía Internet.