Nuevamente la República asiste a la violencia ilegal de una fuerza de seguridad (grupo Albatros) dependiente de la Ministra de Seguridad. La represión ya sistemática a los pueblos Mapuches que reclaman habitar territorios de sus antepasados, ha costado otra vida.
En consecuencia El Manifiesto Argentino repudia el asesinato de Rafael Nahuel, denuncia la creciente violencia represiva del gobierno macrista-radical, y exige una investigación independiente que no puede estar en manos del mismo juez que ordenó el desalojo violento del pasado jueves 23, así como la persecución de quienes lograron escapar, porque él mismo debe ser investigado.

Lo anterior demuestra una vez más que el aparato judicial, cómplice del poder político, acompaña la escalada represiva que ahora en la Patagonia es funcional a intereses inmobiliarios y está al servicio de la protección de grandes terratenientes extranjeros como el multimillonario inglés Joe Lewis y el empresario italiano Luciano Benetton, hoy el mayor propietario foráneo de tierras argentinas a través de su Compañía de Tierras Sud Argentino S.A., que posee más de 900.000 hectáreas contrariando legislaciones nacionales limitantes.
El Manifiesto Argentino reclama la inmediata suspensión de todos los desalojos tal como dispone la ley 26.160, y exige que el diálogo sea la base de la solución pacífica de cualquier diferendo con la comunidad Mapuche y con todos los pueblos originarios, cuyos derechos a tierras ancestrales son reconocidos expresamente por la Constitución Nacional desde 1994.
Asimismo, El Manifiesto Argentino advierte sobre la peligrosidad de conceptos como “declaración de guerra”, que maneja el gobierno y en particular la ministra Bullrich, así como la afirmación de la vicepresidenta Gabriela Michetti de que “el beneficio de la duda siempre lo tiene que tener la fuerza de seguridad”. Lo cual no es verdad ni sensato, y sólo apunta a instalar la idea de un enemigo interno que justifique la violencia ilegal de las fuerzas de seguridad federales, lo que es gravísimo para la paz que vive la República.
El Manifiesto Argentino llama enfáticamente a cesar las operaciones de violencia represiva que viene ejecutando el gobierno nacional, a la vez que denuncia y repudia el retorno de los viejos argumentos de la llamada “doctrina de seguridad nacional” que tanto daño, dolor y arrasamiento de derechos y de la propia democracia han traído a nuestra patria.
Por todo lo anterior, El Manifiesto Argentino convoca al pueblo argentino a afianzar la paz social reconociéndonos como un Estado pluricultural en el que el derecho a la vida está por encima de cualquier consideración política o económica.
En la República Argentina, 27 de Noviembre de 2017.
Junta Ejecutiva Nacional de El Manifiesto ArgentinoMempo Giardinelli (Chaco), Alejandro Mosquera (PBA), Pedro Peretti (Rosario), Emilce Moler (CABA), Carlos D. Resio (Misiones), Graciela Bialet (Córdoba), Fernando Basso (CABA), Rosana Herrera Forgas (Tucumán), Julio Rudman (Mendoza).
Junta Fundadora: Roberto “Tito” Cossa, Emilce Moler, Fortunato Mallimaci, Alejandro Mosquera, Noé Jitrik, Adrián Paenza, Tununa Mercado, Mempo Giardinelli, Luis Borda, Andrés Avellaneda, Fernando Basso, Arnaud Iribarne, Carlos Bosch, Julio Rudman, Carlos D. Resio, Natalia Porta López, Atilio Fanti, Pedro Peretti, Mónica Ambort, Graciela Bialet, Juan Pablo Verguilla, Miguel Russo, Graciela Falbo, Jorge Felippa.