Por Mempo Giardinelli

Todos y todas sabemos que la violencia antidemocrática, que es característica del fascismo, amenaza hoy al mundo. No solamente a nuestro país sino a la Patria Grande, Nuestra América, que hoy pinta como un posible próximo escenario de enfrentamientos que deben evitarse a toda costa.

El peligro de una aventura imperial sobre Venezuela es inocultable. El delirante presidente norteamericano, a veinte días de las elecciones que puede perder, es un peligro para la paz mundial. Y el coro de países genuflexos y con gobiernos sometidos, como los que integran el llamado Grupo de Lima, también.

Venezuela no debe ser atacada militarmente. Sin excusas. Y nosotros debemos saber que este país hermano está en peligro, por lo menos de acá a fin de año. El Brasil de Bolsonaro está mostrando un poder militar y una vocación belicista harto irresponsable. También el gobierno colonial de Colombia. El llamado Grupo de Lima es un concierto de gobiernos blandengues que van a apoyar cualquier aventura. Y la Europa del cinismo eterno va a decir no pero sí, como siempre. Así arrasaron con Iraq y con Libia, y así la Historia los condena por dobles discursos y por someterse a los dictados del neocolonialismo.

Vivimos un tiempo feo, ácido, potencialmente muy doloroso. Ahora vienen las elecciones en Bolivia, y el 6 de diciembre en Venezuela. Y nuestro país, nuestro gobierno, debe tener, y yo espero que tendrá, una misma línea y una misma conducta: la del respeto absoluto y prioritario a la decisión popular. Que no dudo que será por la democracia, la libertad, la soberanía y la Patria Grande. Tanto en Bolivia ahora como en Venezuela muy pronto. Sin fraudes, sin intromisiones imperiales, y más alla de las mentiras de la prensa mundial.

El Manifiesto Argentino, por todo ello, deberá mantenerse atento y vigilante, y ayudar a que nuestro Presidente y el FdeT no se desvíen ni un milímetro de esta líneas: elecciones libres y respeto a la voluntad popular, en Bolivia y en Venezuela. Sí a la PAZ, No al Grupo de Lima. Sí a la democracia en Nuestra América. @