El presente ha cambiado
lo que dicen las cartas que guardamos,
la distancia dictada en su escritura.
Alguien que se detuvo en la memoria
como el viento escuchando sin saber
todo lo que descansa
donde no recordamos.