Por Eduardo Schiel

Es muy sabido que el neoliberalismo MATA apropiándose, mediante mega endeudamientos, de los recursos estratégicos que hipoteca a su favor y de las grandes corporaciones y conglomerados supra nacionales, en desmedro de la salud, la educación, el trabajo, los salarios y la comida de sus víctimas, los habitantes de sus estado-dependientes.

Para descubrir estos planes no hace falta ser un estudioso, sólo conocer cuál ha sido su histórico reguero. También tener Memoria de las cicatrices que llevamos a cuestas.

Están frescas las feroces dictaduras tanto de Argentina, Chile, Bolivia y Brasil como del resto de la América empobrecida, que padecimos estos procesos cíclicos, con miles -cientos de miles- de víctimas expropiadas, desplazadas, violentadas, desposeídas, exiliadas, presas , muertas y desaparecidas. Siempre íntimamente asociadas a la miseria, a las enfermedades, al atraso, al despojo y a la muerte.

Lo novedoso es que las nuevas estrategias imperiales han dejado de utilizar -como primera ratio- la bruta fuerza militar de su gran aparato bélico, reemplazándola por los nuevos virreyes coloniales  conformados por los consorcios comunicacionales globales de cadenas televisivas, radiales, del periodismo de guerra, el control operacional de las redes sociales y la propaganda y (des)  información en la telefonía celular.

Todo lo antedicho, complementado con el otro brazo constrictor, el aparato judicial, conocido como lawfare.

Todo esto mientras se pueda mantener la fachada legal-liberal –constitucional. Abandonada rápidamente cuando los procesos políticos nacionales y populares se consolidan, se fortifican y resultan contrarios a los intereses de ese bloque de poder. Por ejemplo, el caso de la República Plurinacional de Bolivia. Allí tuvieron que volver a recurrir al remedio clásico y cruento del golpe de estado y pusieron en movimiento a sus peones más serviles para el derrocamiento del gobierno constitucional de Evo Morales, a uno de sus títeres continentales: Mauricio Macri.

Dos meses antes, el pato Donald de “yankilandia”, envió una fuerza de tareas encabezada por su propia hija para una misión, que sólo tenía de gracioso la pretendida justificación con la que intentaba enmascararla.

Estaba conformada por el subsecretario de estado de EE.UU., Don Sullivan, de máxima jerarquía y confianza de la Casa Blanca para asuntos de altísima seguridad (escalada armamentista en los países árabes, guerra arancelaria USA-CHINA, etc.);  la vice ministra de defensa Lisa Hershman, pieza fundamental en cada rincón del planeta donde deciden desplegar su fuerza militar; el representante de la USAID,  aparato encubierto del espionaje y la injerencia económica clandestina, disfrazada como “desarrollo internacional de ayuda”; el “Cuerpo de Paz” para favorecer la “Integración” y el “Empoderamiento de las mujeres”; y el vice presidente de la OPIC  (la corporación de inversiones privadas en el extranjero) con el ojo y las armas puestas en el “Triángulo del Litio” (Arg., Chile y mayoritariamente Bolivia) donde se encuentran el 75% de las reservas mundiales de este estratégico mineral.

Este mega “emprendimiento” aseguró una inversión de 400 millones de dólares para la construcción de rutas y demás instalaciones para la extracción y desplazamiento de la producción de litio. En señal de “adelanto” le entregaron al enemigo de los coyas y de Milagro Sala,  la suma del 1% de la inversión, U$S 400.000. Se desconoce en concepto de qué servicio y dónde fue a parar. Tal vez “gastos operativos”.

Esa jerárquica comitiva arribó a la provincia de Jujuy del dictadorzuelo Gerardo Morales, donde no existe el estado de derecho, que ejerce el gobierno con la suma de poder público, con su principal oposición perseguida, presa y neutralizada, desde el mismo instante que se hizo cargo del gobierno, con una constitución y un tribunal de justicia reformados e integrados por sus allegados y miembros de su parcialidad política y familiar.

Todo ello acompañado con una gran cantidad de personal argentino y unos 500 agentes secretos –seguramente de la CIA, con expertos paracaidistas y personal especializado  ingresados por vía aérea con sus pertrechos, armamentos y vehículos por valija diplomática –sin pasar por Bs.As. 

”Ivanka” sólo habló por teléfono con “Mauri”-, acompañado por el canciller Faurie, el ministro Dietrich, el  espía jefe, hoy super procesado Gustavo Arribas de la AFI, alguna legisladora nacional del PRO y el embajador argentino en Bolivia Normando Álvarez García. El mismo que luego del golpe no brindó atención y dejó morir sin respaldo de ninguna clase al periodista argentino Sebastián Moro, corresponsal del diario “Página 12”, masacrado en su propio domicilio, por denunciar un día antes la organización del golpe de estado contra Evo Morales. Concluida su faena de embajador, como premio, se encuentra actualmente conchabado como “¿ministro de trabajo?” de la provincia del “buen anfitrión” como se autodefine el Inmorales argentino…

La pueril e ingenua excusa para tamaño desplazamiento de recursos y personal, para trasladarse hasta Santa Cruz de la Sierra en un Hércules de la Fuerza Aérea Arg., fue el “pedido” realizado por el célebre violento golpista  Fernando Camacho a G. Morales  como “ayuda humanitaria”, para apagar el fuego de incendios forestales, que distintas fuentes habían acusado como intencionales.

La ausencia total de empatía del dictadorzuelo con las expresiones coyas, indígenas y con las mayorías de su propio territorio -y tal vez de su propia renegada ascendencia- hace de imposible asimilación su repentina solidaridad con la salud y la vida de “los bolitas” en tan lejano territorio.

Peor aún es la justificación de la invasión de tremenda avanzada militar en Jujuy y luego en Bolivia; 1°) el empoderamiento de mujeres emprendedoras”; 2°) las cuestiones de defensa y narcotráfico, y 3°) el flan con silpancho.

La crónica de las fotos fácilmente comprobables en internet, a la cual los invito,  nos muestra al florero “Ivanka”, competencia feroz para el florero autóctono “Juliana”, aunque tal vez con mayor cantidad de misiones secretas en su haber, aprendiendo a confeccionar y repulgar empanadas, bailando con las cholas jujeñas, conociendo las técnicas meritocráticas para confeccionar vasijas de barro, tejidos  y otras tantas delicadezas (que seguramente bien meritúan un viaje y una delegación tan impresionante en un recóndito lugar “del culo del mundo”), justamente por parte de alguien repudiada y denunciada en otras latitudes, por sus posturas abiertamente anti derechos de la mujer.

Todo esto ya fue denunciado en su momento por una senadora del hermano país, Alicia Caniqui Condorí, asegurando que en Jujuy se planificó y se llevó a cabo la etapa preliminar del golpe de estado, que a la postre entre otras calamidades, causó unas cuantas decenas de asesinatos y cientos de heridos, con armamento de procedencia argentina, como sin dudas se probará próximamente. El Neoliberalismo Mata. A idéntica conclusión llegó el militante social doctor Juan Grabois, a quien “inmorales” agredió e insultó; “sos un pelotudo importante”.

La verdad que toda esta derecha perversa, cínica y violenta, sin ningún límite, nos toma de pelotudos a todo el Pueblo Argentino pensante. El creer que con todos estos armados mentirosos que no resisten el menor análisis frente al cúmulo de pruebas, sus disparatadas contradicciones, que violentan nuestra soberanía y la del país vecino, puedan dar por finiquitado este gravísimo episodio golpista, realmente los convierte a ELLOS en unos grandes pelotudos.

En principio, a la larga de lista de individuos con responsabilidades institucionales, denunciados penalmente por el gobierno argentino, que participaron en la planificación y ejecución del golpe de estado, debe sumarse los que aparecen aquí señalados, el ex jefe de los espías de la AFI, Gustavo Arribas y el gobernador de la provincia de Jujuy. En este último caso, y a resultas  de la investigación judicial imparcial, frente a tan gravísimo suceso antidemocrático y anti constitucional,  evaluar la intervención  federal a la provincia, si pretendemos y seguimos defendiendo que NUNCA MAS ES NUNCA MAS .

Por suerte para la República, frente a la penosa e idiota negativa de los denunciados de su propia participación y/o responsabilidad, derivándosela a otros, están sus propios dichos, sus gestos, sus actitudes que demuestran cabalmente sus mendacidades. Tanto Mauricio Macri como Gerardo Morales creen que son sus fortalezas cuando explican “sus verdades”, sin embargo, son sus peores debilidades, se les nota demasiado todos sus  cinismos, sólo falta ver y escuchar – objetivamente- sus propias palabras y comportamientos.

Adjunto para los interesados esta fulminante comprobación, el enlace con el video de sus actuaciones, que deberían agregarse oportunamente como prueba documental en los procesos judiciales respectivos, nacionales o extranjeros.

ASI LO EXIGIMOS