Denuncia, rechaza y repudia la militarización de la juventud

Sumado como siempre a los organismos de Derechos Humanos, El Manifiesto Argentino hace público su rechazo absoluto a la resolución del Ministerio de Seguridad que pretende crear un así llamado «Servicio cívico voluntario en valores», y para colmo con el acompañamiento del Ministerio de Educación.

Bajo la dirección de la ministra Patricia Bullrich, creadora de la doctrina Chocobar, promotora del gatillo fácil y el encubrimiento a asesinos de uniforme, y negadora de múltiples asesinatos desde los de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel entre otras víctimas de la brutalidad oficial reinstaurada en la República Argentina, el gobierno antipopular pretende ahora instaurar una especie de Servicio Militar encubierto a cargo de la Gendarmería Nacional, precisamente el cuerpo armado culpable del asesinato de Santiago Maldonado.
El Manifiesto Argentino sostiene que este intento oficial oculta la repudiable intención de «educar» a los jóvenes de familias más pobres en la violencia de las armas, para utilizarlos en tareas de control, vigilancia y disciplinamiento social. Con esta alucinada idea, el gobierno sólo apunta a fortalecer la desigualdad, la discriminación y el racismo, consolidando la ya instalada estigmatización de los jóvenes pobres, que son diariamente condenados por las politicas neoliberales a la marginalidad, la exclusión y la violencia. La exótica idea de «recuperarlos» en los cuarteles es, por lo menos, hipócrita, ya que es históricamente sabido que los sectores más vulnerables sólo se reinsertan verdaderamente en la sociedad mediante la acción social permanente de las instituciones oficiales y comunitarias, como por ejemplo los clubes de barrio que son fundamentales en el desarrollo de chicos y chicas y a los que el gobierno macrista viene desmantelando desde 2015.

El Manifiesto Argentino denuncia una vez más que la concepción de la «seguridad“ que tiene este gobierno consiste en desactivar y eliminar las instituciones más adecuadas para la promoción social, que son las escuelas y la educación pública, el acceso a estudios superiores y universitarios, y el cuidado de la salud pública. Que es justamente lo que el gobierno macrista viene destruyendo, y que explica ahora que junto a la ministra Bullrich el patrocinio de esta peligrosísima idea es compartido por el ministro de educación Finocchiaro.

El Manifiesto Argentino declara que para este gobierno oligárquico los pobres son los enemigos a aniquilar. Por eso en vez de operar sobre las causas profundas de la pobreza, agudizan la estigmatización de los jóvenes pobres y de ahí que esta iniciativa sólo apunta a preparar a las jóvenes generaciones de argentinos y argentinas para que defiendan a la oligarquía matándose entre ellos.

El Manifiesto Argentino repudia además que en los considerandos de la Resolución lanzada por Bullrich se invoque distorsivamente la “Ley de Protección Integral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes” por la cual el Estado debe asegurar el derecho a la educación, la vivienda y la salud de todos los jóvenes. El desequilibrado cinismo de esta Ministra autoritaria es representativo del gobierno que integra, que pretende asegurar educación, alimentación y vivienda a jóvenes de los sectores más desprotegidos, pero sólo a condición de que se sumen a las fuerzas de seguridad para reprimir a sus hermanos.

El Manifiesto Argentino llama a la ciudadanía a rechazar esta perversa estrategia electoral del macrismo, que sólo busca consolidar la grieta o como se llame la división de clases, mediante la militarización, control y uso represivo da los desheredados del sistema neoliberal..

NO AL SERVICIO MILITAR ENCUBIERTO

En la República Argentina 17 de Julio de 2019.