Por Mempo Giardinelli

 

Todavía duele en los ojos la vergüenza que el presidente Macri nos hizo pasar a tods [email protected] [email protected]

La fotografía de los Granaderos de San Martín portando la bandera española es una ofensa más que le hacen al pueblo argentino estos traidores. Ofensa a la memoria del Libertador José de San Martín, a la Patria toda e incluso a los mismos granaderos que han de haber sentido repugnancia al ser obligados a portar una bandera opresora e imperial. Llama la atención además el silencio injustificado e inexplicable de los altos mandos de las Fuerzas Armadas. Hasta en Chile y en Perú debe haber dolido semejante genuflexión.

En ese contexto, destaco que precisamente esta semana un nutrido grupo de personalidades dará a conocer un documento convocando a una Asamblea Nacional Constituyente, llamamiento del que participamos en nombre de El Manifiesto Argentino.

Es el producto del incesante magisterio de dos notables juristas de la democracia argentina, Eduardo Barcesat y Jorge Cholvis, del Instituto Sampay y también miembros del Consejo Asesor del Manifiesto Argentino, quienes desde hace muchos años predican este paso que es la base misma de la regeneración moral que necesita con urgencia la democracia argentina.

Y que ha sido, desde enero de 2002, o sea desde su creación como colectivo político, el punto principal del Ideario del Manifiesto. @