“Sin la intervención de los marines, o el secuestro de la dirección chavista en una operación quirúrgica como que la que acabó con Bin Laden, difícilmente será posible el derrocamiento de Nicolás Maduro. Los alzamientos militares parciales no prenden en la tropa porque la depuración de los cuartos de banderas ha sido profunda desde que el fallido golpe del 2002 estuviera a punto de laminar la revolución de Hugo Chávez. Hasta ahora ningún general, coronel o teniente coronel con mando en tropa se ha sublevado.” (El Pais 30/04/2019)

por Alejandro Mosquera

Así comienza al nota del periodista del diario el Pais de España Juan Jesús Aznarez. Mas allá del periodista, de su ideología incluso de su calidad como tal, lo importante es el mensaje en uno de los principales diarios globales del grupo Prisa. El artículo es previo al anuncio del presidente Maduro sobre que el golpe habia sido derrotado.

El reclamo de invasíon a los EE.UU. o de un asesinato politico no solo muestra su salvajismo e intento de naturalizar la violencia del imperio si no que muestra claramente que las maniobras de Guaidos y Lopez solo son un parte de una estrategia que no se resume en un hecho. En paralelo el plan liderado por el Pentagono y los Halcones cuenta con tres pilares 1. bloqueo y agresion economica a Venezuela para profundizar los pesares y dolores de ese pueblo y desgastar el apoyo al proceso bolivariano. 2. Manipulación de la opinión publica para deslegitimar la constitucionalidad del mandato de Maduro. Presentarlo como un violento con su pueblo, estimular y utilizar cualquier violencia para demostrarlo. 3. Preparación y legitimación de la violencia armada via golple de estado, provocacion en las fronteras o invasión abierta.

Las acciones de Juan Guaido que parecen grotescas cuando siempre esta llamando al momento final de la Operación Libertad y que convoca u ordena a las FFAA la movilización contra Maduro, y que luego se sabe que solo fueron 20 militares en una autopista y que no fue dentro de una unidad militar sino en una autopista, muestra que solo es un mero instrumentos guionado por quienes conducen la estrategia contra Venezuela. La estrategia imperial necesita seguir “mostrando” la rebelión, asusando la expectativa del golpe militar. Necesita seguir manipulando a la opinión publica, para que no crezca en pueblo y gobiernos el reclamo de una salida a la crisis basada en la paz, el dialogo y el rechazo a la intervención extranjera.

No estamos a una batalla de corto aliento.Tanto por la heroica resistencia del pueblo venezolano, como por el plan del Imperio.  Necesita de toda la inteligencia, las convcciones y el temple.

 

Hace unos cuantos años, estando en la Nicaragua revolucionaria del los primeros años de gobierno sandinista, despues de la derrota de la dictdura somocista, los EE.UU organizó, financió y dirigió la agresión de los contra (grupos mercenarios y contrarevolucionarios armados). Conversando con jovenes Nicas a un par de kilomentros donde habian combates, y a ellos les tocaba cuidar y proteger la producción del café que tambien era uno de los objetivos de los contras, en ellos crecia la idea que querian que todo se resolviera pronto, que si invadian ellos darian su vida por Nicaragua, pero estaban frente a una guerra distinta, de baja intensidad, de desgaste. La inteligencia del Imperio trabajaba con la hipotesis de que un pueblo no puede soportar por años una agresión constante y que lograrian minar la ola de apoyo que tenia el FSLN.

No son iguales los procesos, el mundo tampoco es el mismo. Pero lo esencial de la estrategia imperial se mantiene como un hilo que se perfecciona. Derrotarlos exige también una estrategia global de los pueblos. Macri es un personaje menor en esta historia, pero cumple su papel dentro de la internacional de la derecha. Su apoyo al golpe militar en el país hermano es parte de su subordinación a las estrategias del norte. Derrotarlo democráticamente en octubre será un aporte importantísimo del pueblo argentino a la paz y soberanía de latino America.